Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 34 mins

La masacre "es un crimen atroz": Obama

Después de asesinar a su padre, un hombre de 24 años entró ayer a una escuela primaria en Connecticut y mató a su mamá, quien dictaba clases, a 20 niños y seis adultos. Luego, se suicidó.

Una monja y una mujer caminan abrazadas en las afueras de la escuela Sandy   Hook , escenario de una matanza ejecutada por un fanático de los videojuegos. / EFE
Una monja y una mujer caminan abrazadas en las afueras de la escuela Sandy Hook , escenario de una matanza ejecutada por un fanático de los videojuegos. / EFE

Eran las 10 y 30 de la mañana, cuando Adam Lanza, un joven de 24 años, fotógrafo y fanático de los videojuegos, entró a la escuela primaria Sandy Hook en la ciudad de Newtown (Connecticut), luego de asesinar a su papá. Iba vestido con ropa negra y llevaba una máscara, un chaleco antibalas y cuatro armas, entre ellas un rifle calibre 223, que desenfundó primero contra su mamá, quien trabajaba como profesora de la escuela, y luego contra 20 niños de entre cinco y diez años. También les disparó a seis adultos más y luego se suicidó.

“Hubo varios muertos en la escena, tanto estudiantes como personal de la escuela”, dijo el portavoz de la Policía Estatal, teniente Paul Vance. “El tirador está muerto dentro del edificio”, agregó. Según la cadena CBS News, al menos 27 personas, 20 de ellos niños, fallecieron.

Un estudiante de 9 años le dijo a The New York Times que él estaba en el gimnasio cuando comenzó el tiroteo. “Estábamos en el gimnasio y escuché unos fuertes ruidos. Pensamos que era alguien que le estaba pegando a algo. Luego escuchamos gritos y disparos. Muchos disparos. También escuchamos a alguien que decía: ‘No dispare’. Nosotros nos escondimos dentro del clóset del gimnasio, luego alguien vino y nos dijo que corriéramos por el pasillo hasta la calle. Había policías en la puerta y mucha gente llorando y gritando”.

Vanessa Bajraliu, una niña de 9 años, le dijo al diario local Hartford Courant: “La Policía nos dijo que nos abrazáramos, nos cogiéramos de la mano y cerráramos los ojos. Sólo los abrimos al salir del colegio. Vi a los policías, a un montón de policías con armas en el pasillo”, declaró la menor.

Los medios estadounidenses calificaron esta matanza como la peor de los últimos años y señalaron que particularmente 2012 fue un año en que los incidentes con armas fueron más frecuentes (ver columna). De hecho, uno de los principales debates en EE.UU. tuvo que ver con el control de armas, que tras la masacre vuelve a estar en el centro del debate. El director de cine estadounidense Michael Moore dijo que la única manera de honrar a las víctimas es exigir una “reglamentación estricta de las armas”.

El presidente Barack Obama prometió tomar “acciones significativas”, para poner fin a este tipo de tragedias. Con lágrimas en los ojos, el presidente calificó la tragedia de “crimen atroz” y dijo estar sumido en una abrumadora pena. “La mayoría de aquéllos que murieron eran niños, preciosos niños pequeños de entre cinco y diez años”, dijo Obama, que lamentó que perdieron “toda una vida por delante: cumpleaños, graduaciones, hijos”.

El mandatario decretó cuatro días de luto. Mientras tanto, a las afueras del colegio, cientos de padres esperaban que sus hijos no estuvieran entre las víctimas. “Muchos de ellos pensaron que todavía sus hijos estaban vivos... es horrible decirles la verdad”, dijo una enfermera a la cadena WCBS.

Tiroteos en 2012

 

2 de abril

Siete muertos y tres heridos en un tiroteo en la universidad privada de Oikos, al este de Oakland (California). One Goh, exalumno de la universidad de origen coreano, cometió la matanza en venganza  porque una empleada y varios estudiantes que se metían con él y no le trataban “con respeto”.

9 de junio

Tres muertos y dos heridos dejó un tiroteo registrado en el complejo residencial universitario Heights Drive 202, donde se alojan deportistas de la universidad en Auburn, Alabama.

20 de julio

James Holmes, vestido con chaleco antibalas, disparó indiscriminadamente contra el público que asistía en un cine de Denver al estreno de la última película de Batman. Doce personas murieron y otras 59 resultaron heridas.

5 de agosto

Seis religiosos mueren en un templo Sij de Wisconsin. Eláutor del atentado también muere durante un tiroteo con la Policía.

13 de agosto

 Un agente de Policía, un civil y el atacante mueren y otras cuatro personas resultan heridas en un tiroteo ocurrido cerca de la Universidad Texas A&M en College Station (EEUU).

28 de septiembre

Cinco muertos y cuatro heridos por los disparos de un hombre, que luego se suicidó, en las proximidades de una empresa de Minneápolis (Minesota).

21 de octubre

Tres muertos y cuatro heridos en un tiroteo en un spa y salón de belleza a las afueras de Milwaukee, en Wisconsin. El presunto autor apareció muerto horas después.

6 de noviembre

Tres muertos y un herido en un tiroteo en una planta de procesamiento de alimentos en Fresno, California.

11 de diciembre

Tres personas, entre estas el autor de los ataques, mueren en un tiroteo en un centro comercial a las afueras de Portland (Oregón).