¿Por qué mataron a American Sniper?, comenzó juicio en Texas por asesinato de Chris Kyle

El exmarine Chris Kyle, un Navy SEAL y el más efectivo francotirador en la historia de Estados Unidos, fue asesinado el 2 de febrero de 2013 en un rancho en Texas. El principal acusado es el exinfante de marina Eddie Routh. Un proceso judicial cargado por el éxito de la película “American Sniper”, un éxito de taquilla que ha despertado el sentimiento patriótico de los estadounidenses.

 Lo conocían en Irak como “el diablo de Ramadi” y su cabeza tenía precio (US$80.000). Su efectividad detrás de un arma no tenía igual. Chris Kyle, miembro de los Navi SEAL-la unidad de élite de la armada estadounidense-, es considerado el francotirador más letal en la historia de Estados Unidos. El ejército le reconoce 160 muertes, pero en su libro Kyle las eleva a 255. El récord anterior lo tenía Adelbert Waldron, quien mató a 109 personas en Vietnam. Estuvo en cuatro oportunidades en Irak como miembro de los Navy SEAL, pero cayó abatido por las balas de un exmarine en un campo de tiro en Texas. Antes había sido herido de bala en dos ocasiones y, según su biografía, sobrevivió a seis atentados con explosivos.

Kyle se dedicaba a ayudar veteranos de guerra a reintegrarse a la vida civil cuando fue asesinado por Eddie Routh, un hombre que, según los informes, tiene graves trastornos psicológicos tras su regreso de la guerra en Irak. Kyle también sufría estrés postraumático y eso lo impulsó a crear una fundación para atender a los soldados con los mismos problemas.

El juicio en contra de Routh comenzó el 11 de febrero y, de acuerdo con la prensa, durará dos semanas. Las audiencias se dan en medio del éxito de la película “Francotirador”, dirigida por Clint Eastwood, que triunfa en las salas estadounidenses y tiene seis nominaciones al Óscar. Y esa es la razón que argumenta la defensa para aplazar el juicio. Dicen que el filme ha despertado una ola de patriotismo que podría influir en los jurados. Pero el Juez Jason Cashon, encargado del caso, rechazó la petición. El juicio coincide con la declaración del “Día de Chris Kyle, un gran texano y un verdadero héroe”.

Routh enfrenta una condena de cadena perpetua por el asesinato de Chris Kyle y su amigo Chad Littlefield. Aunque la policía no ha encontrado en sus investigaciones un real motivo para que Routh disparara contra “el héroe americano” y su amigo, el informe oficial apunta a hechos que ocurrieron dentro del campo de entrenamiento. La defensa, por su parte, argumenta que Routh tenía graves trastornos psicológicos por la guerra. Las investigaciones han demostrado que Kyle, Littlefield y Routh llegaron al campo de tiro de Glen Rose para practicar tiro. El motivo de la cita, según el expediente, era animar a Routh, quien se encontraba muy deprimido por no encontrar trabajo, y quien padecía serios problemas con el alcohol.

Dos horas más tarde, una llamada alertó a la policía que encontró los cadáveres de Kyle y su amigo. Routh había huído en el carro de Kyle, hoy recordado por sus condecoraciones (dos estrellas de plata y cinco estrellas de bronce al valor). Routh fue detenido ese mismo día en la casa de su hermana. Confesó ambas muertes.
Y aunque la ola de patriotismo es real, hay un sector disonante. Algunos consideran la película American Sniper como una apología al belicismo. De hecho en su libro, Kyle describe en su libro a los iraquíes como unos “drogados de corazón hostil y salvaje que merecían morir”. El más célebre francotirador estadounidense confesaba también que le encantaba dispararle desde largas distancias a cualquier iraquí que se atravesara en su mira. Conservadores celebran la película y la califican como “un tributo a los veteranos de guerra”, mientras que críticos ven en el filme un intento por encubrir la ocupación estadounidense.

El documentalista Michael Moore criticó a los francotiradores, a quienes calificó como “cobardes”. En su cuenta de Twitter, Moore aseguró que “mi tío asesinado por francotiradores en la II Guerra Mundial. Nos enseñaron que los francotiradores eran cobardes, disparan por la espalda. Y los invasores son peores”. Luego en su página de Facebook, Moore elogió aspectos de la película como el gran trabajo de Bradley Cooper. Pero escribió: “Lástima que Clint (Eastwood, el director del filme) confunda Vietnam e Irak en su narración y que sus personajes llamen “salvajes” a sus enemigos durante toda la película”.

Cabe recordar que en el libro de Kyle, en el que se basa la película, el hombre afirma en varios pasajes: “Me importan un culo los iraquíes” y no oculta su “odio a los malditos salvajes”. La película resalta uno de los momentos, descritos por el francotirador, como el más difícil: tras enfocar con su mira, descubrió que su objetivo era una mujer con un niño en brazos. Ella tenía una granada en la mano y la iba a lanzar contra los soldados estadounidenses. “Dudé, pero disparé. Era mi deber y no me arrepiento”, escribió en su libro y se ve en la película.

Una de las primeras personas en testificar ante el estrado judicial fue su esposa, quien debió criar sola a sus dos hijas, por las constantes ausencias de Kyle.

últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?