"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

En medio de escasez, Maduro redobla ofensiva contra opositores

Maduro ha jalonado sus dos años de gestión con reiteradas denuncias de planes golpistas e intentos de magnicidio, con el telón de fondo de una inflación que roza 70% anual.

Archivo AFP

El gobierno venezolano, que con el telón de fondo de escasez de alimentos y medicinas viene denunciando complots e intentos de magnicidio, redobló su ofensiva contra el ala radical opositora cuando la fiscalía imputó este viernes al alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma.

Ledezma, quien será recluido en la cárcel de Ramo Verde (a 30 Km de Caracas), es el segundo de los tres principales líderes de la oposición radical que fue conducido tras las rejas. Esta semana cumplió un año preso Leopoldo López -recluido en la misma prisión a la que irá el alcalde- mientras que es investigada, pero en libertad, la destituida diputada María Machado.

Los fiscales Katherine Harington, Yeison Moreno y José Orta imputaron este viernes a Ledezma "por presuntamente incurrir en los delitos de conspiración y asociación", informó la fiscalía.

El jueves, el presidente Nicolás Maduro había justificado ese arresto en un anuncio pago y publicado hace una semana en la prensa con la firma de estos dirigentes políticos, en el que planteaban la necesidad de una transición democrática.

El comunicado opositor denunciaba a "una élite sin escrúpulos de no más de cien personas, que tomó por asalto al Estado para hacerlo totalitario" y exhortaba a "evitar que el ya ineludible derrumbe del régimen desborde los cauces de la paz y la constitucionalidad".

Este viernes, en rueda de prensa, el líder opositor y gobernador de Miranda (centro) Henrique Capriles exigió al gobierno presentar pruebas de la supuesta conspiración. "¿Maduro cree que poniéndonos presos a todos va recuperar 50 puntos de popularidad o va a ganar elecciones?", dijo Capriles, quien fue candidato presidencial en dos ocasiones.

La denuncia permanente

Maduro formuló esta acusación de plan golpista en la misma transmisión televisiva en la que informaba que 48 horas antes se había reunido con Fidel Castro durante una nueva visita sin anuncio previo a Cuba, país devenido en obsesión de la oposición que denuncia la presunta infiltración de agentes cubanos en el gobierno y ejército venezolano.

El heredero político de Hugo Chávez ha jalonado sus dos años de gestión con reiteradas denuncias de planes golpistas e intentos de magnicidio, con el telón de fondo de una inflación que roza 70% anual, devaluaciones encubiertas, penuria de bienes básicos y desplome de su popularidad.

Al carecer de límites el gobierno "puede inventar todos los días un cuento, una gran conspiración. Son habituales casi a diario las denuncias sobre magnicidio, o intentos de golpe", dijo el director de Human Rights Watch, José Manuel Vivanco, en entrevista con Unión Radio.

El analista político de origen chavista y disidente del actual gobierno, Nicmer Evans, en un artículo publicado este viernes, denunció las desviaciones y corruptelas en el gobierno enumerando entre otras la "capacidad indiscriminada de descalificar a sus adversarios sin ningún tipo de rigurosidad en la denuncia".

Estados Unidos preocupado

También Estados Unidos, acusado frecuentemente por el gobierno chavista, rechazó las imputaciones.

"Estamos profundamente preocupados por lo que parece ser una escalada de intimidación de la oposición" en Venezuela, escribió este viernes en Twitter la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, ya había rechazado las acusaciones de Maduro que involucraban a Washington en los denunciados planes golpistas y pidió a Caracas "dejar de intentar distraer la atención de los problemas económicos y políticos del país".

Tímida protesta

De 59 años y militante de la Alianza Bravo Pueblo, Ledezma fue apresado en un impresionante operativo en el que tropas de asalto de los servicios de inteligencia, con armas largas, capuchas y chalecos antibalas, forzaron el ingreso a su oficina.

Ledezma fue electo en 2009 y reelecto en 2013 alcalde mayor de Caracas, que agrupa a cinco municipios metropolitanos, pero su función ha sido progresivamente limitada porque el gobierno nacional restringió sus atribuciones y las reasignó a otros cargos ocupados por sus fieles.

Este viernes menos de 200 personas asistieron a un mitin convocado por la ex diputada Machado en apoyo a Ledezma.

La escasa movilización opositora en diferentes convocatorias de las últimas semanas coincide con la decisión de autorizar a los cuerpos de seguridad el uso de "fuerza mortal" para controlar el orden público, firmada a fin de enero por el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa y jefe del Comando Estratégico Operacional.