Medvedev denunció mal estado del transporte aéreo en Rusia

El jefe del Estado ruso reclamó una "minuciosa investigación" tras el último accidente aéreo que dejó 43 muertos.

El presidente ruso Dimitri Medvedev pidió el jueves una "investigación minuciosa", tras una "serie de catástrofes aéreas", al visitar el lugar donde se registró el miércoles el cuarto accidente de avión mortífero desde junio.

"Ordené al comité de investigación que lleve a cabo un trabajo minucioso", declaró, tras el accidente que causó la muerte de 43 personas cerca de Yaroslavl (300 km al nordeste de Moscú).

"No se puede seguir así", dijo. Según el mandatario, "se han brindado mayores recursos financieros, pero la situación sigue siendo mala, como lo demuestra esta serie de catástrofes aéreas de este verano", estimó.

Los socorristas rusos anunciaron este jueves haber encontrado los cuerpos de las 43 víctimas del accidente, en su mayoría jugadores del equipo de hockey sobre hielo de esta ciudad, algunos de ellos con fama internacional.

El equipo viajaba a Minsk (Belarús) para disputar su primer partido de la temporada. Sólo un miembro de la tripulación y el jugador ruso Alexander Galimov sobrevivieron al accidente, ocurrido poco después de que el avión despegase de la localidad de Tunoshna. Ambos se encuentran en estado muy grave, según las autoridades.

El Comité de Investigaciones de Rusia, principal organismo encargado de las investigaciones criminales, anunció que privilegia dos pistas como origen del accidente del Yak-42: un problema técnico y un error de pilotaje.


 

 

últimas noticias