Mercenarios colombianos luchan en el conflicto de Yemen

Según The New York Times, cientos de exmilitares colombianos fueron enviados hace un mes por el gobierno de Emiratos Árabes a pelear contra las fuerzas chiíes.

A causa de la guerra centenaria en el territorio colombiano, los militares y agentes de seguridad han obtenido el aval para participar en las estrategias para la solución de conflictos exteriores. De modo que el hecho de que exmilitares colombianos sean reclutados para combatir en conflictos de Oriente Medio no resulta sorpresiva. En esta ocasión, The New York Times reportó el envío de cientos de mercenarios colombianos a las filas oficiales de Yemen para combatir a favor del gobierno central de ese país y en contra de los rebeldes hutíes (pertenecientes a una rama del islam, los chiísmo), que buscan reivindicar el poder de ese país. En la guerra participan con sus fuerzas armadas Arabia Saudita, Kuwait y Bahréin. De acuerdo con la ONU, desde la escalada del conflicto en marzo de este año, más de 2.200 civiles han muerto y 6.631 han resultado heridos.

En ese conflicto, un grupo de cientos (la cifra no fue especificada) de exmilitares colombianos, contratados a través de la empresa Blackwater Worldwide y de GlobalEnterprises, llegarán a defender los intereses del gobierno de Emiratos Árabes Unidos.

Yemen se ha convertido en un bastión central para los países del Golfo Pérsico a causa del avance de Al Qaeda en la zona, que ha convertido ese territorio en centro de entrenamiento. Algunas regiones del país han sido proclamadas por el Estado Islámico como propias (un atentado suicida en octubre en Adén, la capital, produjo la muerte de quince soldados y fue reivindicado por ese grupo).

Los mercenarios colombianos, que acuden a la guerra con la seguridad de que a la vuelta recibirán la nacionalidad en Emiratos Árabes (con un salario mensual que varía entre los US$2.000 y US$3.000) y de que su familia tendrá seguridad económica en el caso de que mueran en combate, llegaron a Emiratos Árabes a principios de octubre de este año, de acuerdo con una nota publicada por El Tiempo. En dicho artículo, se anunciaba que cerca de 800 exmilitares colombianos (con un primer contingente de 92) llegarían a Yemen en los próximos meses. El proyecto comenzó, según The New York Times, en 2010.

Esta práctica, recordó el diario, es cada vez más común en los conflictos de este siglo (junto con los colombianos, se embaracaron numerosos chilenos, salvadoreños y panameños) y es legal (Colombia habría tratado de llegar a un acuerdo con el gobierno de Emiratos Árabes para el envío de tropas). “Las ricas naciones árabes, en particular Arabia Saudita, Catar y los Emiratos, han abrazado en los últimos años una estrategia militar más agresiva a lo largo de Oriente Medio, tratando de reinar en medio del caos desatado por las revoluciones árabes que empezaron a finales de 2010. Pero estos países se introducen en conflictos (ya sea en Yemen, Siria o Libia) con militares que no están acostumbrados a conflictos sostenidos y con población que, en general, tienen poco interés en el servicio militar”. En dicho contexto, la experiencia de los exmilitares colombianos, que se han entrenado en el conflicto nacional, es esencial a la hora de combatir a grupos cuyas estructuras y estrategias son en parte similares a las de las guerrillas colombianas.

Esta no es la primera vez que militares colombianos terminan en conflictos foráneos. De acuerdo con una nota publicada por el diario El Colombiano, diez mercenarios colombianos habrían estado en las filas de Muamar Gadafi (exdictador de Libia) y otros cientos habrían enfilado hacia Irak (con sueldos, según El Tiempo , cercanos a los $18 millones) y Afganistán. En 2010, la Corporación Nuevo Arcoiris explicó que dicho fenómeno comenzó en 2006 (con la llegada de algunas tropas a Irak) y que se extendió al campo de entrenamiento, donde exmilitares se encargaban de formar tropas (como en el caso mexicano). “En la medida en que no es un servicio regulado, puede convertir a Colombia en una zona de producción de mercenarios más violentos y con menores grados de profesionalización. El gran riesgo es producir asesinos a nivel internacional”, aseguró por entonces Ariel Ávila, investigador de la corporación, a Caracol Radio.

601493

2015-11-25T16:04:03-05:00

article

2015-12-18T11:20:22-05:00

none

Redacción Internacional

El Mundo

Mercenarios colombianos luchan en el conflicto de Yemen

55

4420

4475