México confirma asesinato de diputado federal desaparecido

La secretaría de Gobernación (Interior) condenó enérgicamente el homicidio del diputado federal.

El gobierno federal mexicano confirmó la noche del domingo el asesinato del diputado federal Moisés Villanueva, desaparecido desde el pasado 4 de septiembre en el estado de Guerrero (sur) y cadáver fue localizado la tarde del sábado.

"La secretaría de Gobernación (Interior) condena enérgicamente el homicidio del diputado federal Moisés Villanueva y expresa sus más sentidas condolencias a sus familiares y amigos", informó la dependencia en un comunicado.

En Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, funcionarios de la fiscalía local y de la Procuraduría General confirmaron en rueda de prensa que los dos cadáveres localizados la tarde del sábado corresponden al diputado, del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oposición), y su chofer.

"Los dos cuerpos encontrados en el municipio de Huamuxtitlán, en la montaña de Guerrero, corresponden al diputado federal Moisés Villanueva y a su chofer, Eric Estrada", dijo en rueda de prensa el fiscal de Guerrero, Alberto López.

Una fuente de la Cámara de Diputados explicó que Villanueva, que ocupaba la curul 500 de un total de 500, es el primer congresista asesinado de la actual legislatura, que entró en funciones en septiembre de 2009.

Los cadáveres, en avanzado estado de descomposición, se encuentran en Chilpancingo, donde desde la noche del sábado médicos forenses realizaron distintos estudios y donde este domingo las esposas de las dos víctimas contribuyeron a una identificación plena.

Villanueva fue visto por última vez el 4 de septiembre, cuando acudió a una celebración de cumpleaños en la Tlapa de Comonfort, también en la zona montañosa de Guerrero, distrito donde actúan los cárteles de La Familia y los Caballeros Templarios, que se escindió del primero.

Este estado, donde se localiza el balneario de Acapulco, es uno de los más afectados por la ola de violencia ligada al tráfico de drogas que en México ha dejado más de 41.000 muertos desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó un operativo antidrogas con más de 50.000 militares.

En su comunicado, las autoridades federales se comprometieron a que la fiscalía general colaborará "en el esclarecimiento de los hechos con el objetivo de poner a disposición de la justicia a (sus) responsables".

En días pasados, la subrpocuraduría federal especializada en delincuencia organizada (SIEDO) abrió una investigación para dar con el paradero del legislador.

Distintas autoridades mexicanas han sido blanco de ataques de parte del crimen organizado en los últimos años, principalmente alcaldes, de los que han sido asesinados 19 desde 2010.

En agosto pasado, el cadáver del alcalde del poblado de Zacualpan, en el estado de México (centro), fue encontrado en Guerrero.

Temas relacionados

 

últimas noticias