Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 3 horas

México: un fin de semana con al menos 40 asesinatos

Fue uno de los períodos más violentos en México desde 2012. Entre las víctimas se cuenta la modelo colombiana Stephanie Magón.

En este sitio, siete miembros de una familia fueron masacrados en Guerrero. / EFE

La modelo colombiana Stephanie Magón fue asesinada durante uno de los fines de semana más violentos que se hayan vivido en México desde 2012. El suyo fue uno de los, por lo menos, 40 asesinatos perpetrados en ese país entre el viernes y el domingo. Mientras las investigaciones para esclarecer lo sucedido con la modelo avanzan, las autoridades mexicanas tratan de contener la ola de violencia que azota a varios estados.

Apenas en el puerto de Acapulco, en Guerrero, hubo ocho asesinatos y se hallaron tres cuerpos en fosas comunes, este fin de semana. Por su parte, siete miembros de una misma familia fueron masacrados por desconocidos en Tepecoacuilco de Trujano, en el mismo Guerrero, a escasos 15 kilómetros de la población de Iguala. Recordada por ser el escenario, en 2014, de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

En Michoacán, otro Estado que ha sido epicentro del conflicto que se vive en México, las autoridades hallaron los cuerpos de diez personas calcinadas dentro de una camioneta. Por estos hechos fueron detenidas cinco personas, entre ellas el alcalde del municipio de Álvaro Obregón, Juan Carlos Arreygue, y el subdirector de Seguridad Pública de dicha población, Isaid Reynaldo González. El resto son policías de Álvaro Obregón.

Respecto a Arreygue, el mismo gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, indicó que, desde antes de ser elegido, ya se tenían indicios de sus supuestos vínculos con organizaciones criminales. “Cuando se presentó como candidato se solicitó información al Centro de Investigación y Seguridad Nacional y a la Procuraduría General y nos dijeron que había indicios de vínculos con la delincuencia organizada” , dijo.

Y en Tamaulipas, en Ciudad Victoria, en un bar llamado El Gallito, tres personas fueron asesinadas por hombres que luego le prendieron fuego al local. Estos tres Estados, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas, se han convertido en campos de batalla entre el gobierno y las distintas organizaciones narcotraficantes que se disputan el poder tras el debilitamiento del cartel de los Beltrán Leyva y la captura de Joaquín El Chapo Guzmán.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a junio de 2016 se presentaron 10.301 asesinatos, 1.136 de ellos en el Estado de México y otros 1.052 en Guerrero; mayo y junio son, hasta ahora, los meses más violentos, con 1.895 y 1.828 homicidios, respectivamente. A los muertos que ha dejado la guerra entre carteles y entre estos con el Estado, se suman los de las protestas que se viven, desde hace casi un mes, contra la reforma educativa.

Y fue en este contexto de violencia que se dio el asesinato de Magón, quien se encontraba en México desde abril. El cuerpo de la modelo caleña, de 24 años, fue hallado en una calle de la colonia Nápoles, en Ciudad de México, con signos de tortura. Los familiares de Magón, madre de un menor de cuatro años, buscan repatriar su cuerpo. No es la primera colombiana que cae por cuenta de la violencia en ese país: en julio del año pasado, otra modelo, Mile Virginia Martín, murió durante una masacre perpetrada en Ciudad de México.