"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Mientras en EE.UU. disminuyen embarazos en adolescentes, en América Latina aumentan

La pobreza y la desigualdad de género son algunos factores que incrementan las cifras en esta región.

El Espectador

Para 2006, cerca de un tercio de las adolescentes de Estados Unidos quedaban embarazadas, sin embargo, los números han ido disminuyendo paulatinamente a tal punto que en el 2010 la cifra correspondía a menos del 25%. De hecho, con respecto a ese año, en el 2013 se evidenció una reducción del 22%.

Así lo reveló la organización Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente y No Deseado, que recoge datos de nacimientos, abortos y un estimado del número de abortos espontáneos para un grupo comprendido entre los 13 y 19 años.

La razón de esta reducción se debe a un mayor y mejor uso de anticonceptivos, según afirmó Heather Boonstra, del Instituto Guttmacher, una organización no gubernamental que hace investigaciones sobre salud sexual y reproductiva.

De acuerdo con Boonstra, quien habló en entrevista con BBC Mundo, "el embarazo adolescente disminuye de dos maneras: o las adolescentes están teniendo menos relaciones sexuales o quienes están sexualmente activas están usando anticonceptivos y los están usando mejor. Lo que hemos encontrado al revisar estos dos comportamientos es que se debe, abrumadoramente, a un mejor uso de los anticonceptivos”.

Asimismo, aseguró que se ha generado mayor consciencia debido al aumento del sida, los cambios en la edad cuando las personas se casan y la información disponible en internet. Sin embargo, indicó que la influencia de la educación sexual en las instituciones educativas es menos evidente, ya que la política de sus programas varía dependiendo el estado.

Además, comentó que el número de adolescentes embarazadas sigue siendo mucho mayor que en otros países por factores como un menor acceso a los anticonceptivos, la composición racial y étnica del país y el predominio de programas de educación sexual basados en la abstinencia.

Aun así, las cifras en Estados Unidos continúan disminuyendo, mientras que en los países latinoamericanos han aumentado en los últimos, como lo reveló un informe de 2013 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). De hecho, este año la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) señaló que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en el índice de embarazos adolescentes.

Según la directora para Latinoamérica y el Caribe del UNFPA Marcela Suazo, la situación que se registra en esta región es consecuencia de la pobreza, la desigualdad de género, la discriminación, la falta de acceso a los servicios y al concepto social que se tiene de las niñas y mujeres.