Miles de personas se manifiestan en España contra los recortes en educación

Las protestas han reunido a padres, profesores y alumnos, muchos vestidos con la camiseta verde, símbolo de la oposición a los recortes.

EFE

Miles de personas se manifestaron este jueves en España, especialmente en Madrid y Barcelona, para protestar contra los recortes y la reforma educativa que prepara el gobierno conservador español, coincidiendo con un día de huelga de la comunidad educativa.

"No a la LOMCE (la nueva ley de educación, ndlr), no a los recortes, no a las contrarreformas educativas", se podía leer en la pancarta que abría la marcha que recorrió el centro de Madrid desde la plaza de Neptuno hasta la sede del ministerio de Educación.

Las protestas han reunido a padres, profesores y alumnos --muchos vestidos con la camiseta verde convertida en símbolo de la oposición a los recortes y la reforma educativa--, que exhibieron pancartas en las que se puede leer "Quieren más burros, no un pueblo culto" o "El PP deseduca".

Las manifestaciones son la culminación de un día de huelga en la comunidad educativa que ha sido secundada al 70%, según los sindicatos, y al 20%, según el gobierno.

"Tenemos menos presupuesto y te lo van recortando mas. Hay menos profesores y más alumnos, la ratio sube...", dice a la AFP Fernanda González, profesora de inglés de educación secundaria de 39 años.

"Lo que hay que hacer es más profesores, más apoyos en los institutos públicos, más medios y un gobierno que apueste por la educación pública y no por la privada y la concertada", afirmó Tohil Delgado, secretario general del Sindicato de Estudiantes.

La nueva ley del ministro José Ignacio Wert prevé la posibilidad de aumentar el número de alumnos por aulas e incrementar las horas lectivas. Además da más poder al Estado sobre los contenidos frente a las regiones y adelanta la separación de los alumnos según su itinerario académico, entre otras medidas, lo que ha provocado su rechazo.

A ello se unen las subidas de tasas en la universidad, fruto de los recortes sufridos en el sector como consecuencia del esfuerzo de austeridad que lleva a cabo el gobierno español para sanear las cuentas del país, que ha soliviantado a la comunidad universitaria.

El ejecutivo prevé una reducción de 3.000 millones de euros anuales en los gastos de educación, un sector que gestionan las regiones españolas.

Temas relacionados