La mitad de los observadores de la ONU abandonaron Siria

Su misión era supervisar un alto el fuego que jamás fue respetado.

La mitad de los 300 observadores de la Organización de Naciones Unidas en Siria abandonaron el país el martes y miércoles, afirmaron a la AFP dos observadores presentes en Damasco. "Ciento cincuenta observadores de la ONU abandonaron Siria el martes y el miércoles y no van a regresar", afirmó uno de ellos.

La partida de esos observadores obedece "a una decisión de reducir a la mitad los efectivos de la misión", expresó el segundo de ellos, aunque ambos evitaron dar mayores precisiones.

Los 300 observadores militares, sin armas, acompañados de un centenar de expertos civiles, fueron desplegados en abril para supervisar un alto el fuego que jamás fue respetado.

Ya a mediados de junio interrumpieron las patrullas callejeras ante la intensificación de los combates. El viernes, la ONU prolongó por un "último período de 30 días" la misión de los observadores en Siria.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, había afirmado que el plazo permitiría a los observadores "retirarse en orden y con seguridad" de Siria. Serían necesarias "circunstancias poco probables" para la misión permanezca en el país, añadió.