Morales rechazó concepto de EE.UU. por lucha antidrogas en Bolivia

El mandatario boliviano aseguró que la Casa Blanca fomenta el consumo de las drogas en su país.

El gobierno del presidente boliviano, Evo Morales, rechazó la acusación de Estados Unidos de que ha fallado en la lucha contra las drogas, en respuesta a un comunicado emitido este jueves por la Casa Blanca.

“Nosotros no hemos fallado contra el narcotráfico” , dijo a la prensa en La Paz el viceministro de Movimientos Sociales, César Navarro, el cual acusó a Estados Unidos de luchar solo de palabra contra las drogas y fomentarlas en la práctica.

Washington “tiene que aprender a reconocer un hecho: en todos estos años que hemos estado como Gobierno con la erradicación voluntaria de la hoja de coca, no se han violado los derechos humanos, no se ha asesinado a productores de hoja de coca, no se ha hecho represión y no se ha permitido injerencia de EE.UU.” , agregó.

El comunicado del jueves del presidente estadounidense, Barack Obama, dice que los gobiernos de Bolivia, Venezuela y Birmania no mostraron en el último año “esfuerzos sustanciales para cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos antinarcóticos internacionales” .

Sin embargo, Obama anunció que mantendrá “los programas de ayuda a Bolivia y Venezuela” , porque los cree “vitales para los intereses nacionales de Estados Unidos”.

Navarro respondió que Bolivia no es “un país mendigo” y no está demandando esa ayuda de 10 millones de dólares, sino una “corresponsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico”.

Según el viceministro, el informe estadounidense tiene “sesgo político” porque Washington “cree que tiene la verdad absoluta sobre todo el mundo”.

“Nosotros tenemos nuestra propia percepción a partir de nuestra propia práctica. Ratificamos que la lucha contra el narcotráfico y contra la producción excedentaria de la hoja de coca es soberana y respetando los derechos humanos” , agregó.

La acusación de Estados Unidos se suma a un informe de la oficina antidrogas de la ONU (Unodc) que reveló el lunes que desde que Morales llegó al poder en 2006 los cultivos de coca, base para fabricar cocaína, aumentaron un 22 %, hasta 31.000 hectáreas, dos veces y media lo permitido por ley para usos tradicionales como el “acullicu” (masticado).

Morales y sus colaboradores reiteran que combaten los cultivos ilegales y el narcotráfico, e incluso afirman que esa lucha mejoró tras expulsar de Bolivia en 2008 a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) , pero las cifras de la Undoc les contradicen.

Tras mermar un 8% en 2005, los cocales crecieron todos los años, subiendo en 2006 de 25.400 a 27.500 hectáreas, en 2007 a 28.900, en 2008 a 30.500, en 2009 a 30.900 y en 2010 a 31.000.

Navarro aludió también al caso del general René Sanabria, exzar antidrogas de Morales, que se declaró culpable de enviar cocaína boliviana a varios continentes y la próxima semana será sentenciado en Miami (EEUU).

“El general Sanabria estuvo vinculado y recibió recursos económicos de la DEA por muchos años atrás, esto demuestra que la DEA conocía la actividad del general Sanabria” , aseguró el viceministro.

Temas relacionados