Moscú aprueba lista de estadounidenses que no podrán entrar en Rusia

En esa medida fueron incluidos altos funcionarios de Washington vinculados a crímenes humanitarios de resonancia adoptada.

Las autoridades rusas han aprobado una lista de estadounidenses que tiene proscrita la entrada en territorio ruso y que incluye a "altos funcionarios de Estados Unidos", informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Un comunicado, difundido por la página web de la cancillería, indica que la medida ha sido adoptada "de acuerdo al principio de reciprocidad" en respuesta a la aprobación de la "lista de Magnitski", que prohíbe la entrada en EEUU de funcionarios rusos presuntamente involucrados en el caso del abogado Serguéi Magnitski, quien murió en prisión preventiva.

La lista negra del Kremlin incluye a "altos funcionarios de Washington vinculados a crímenes humanitarios de resonancia", dice el ministerio.

También incluye los "nombres de quienes son responsables por acciones ilegales contra ciudadanos rusos en EEUU, quienes autorizaron y participaron personalmente en secuestros, humillaciones y vejaciones" contra ellos, precisó el portavoz de la cancillería rusa Alexandr Lukashevich en una entrevista que difunde la web del Ministerio de Exteriores.

Estas declaraciones parecen ser una alusión a los responsables de la detención del supuesto traficante de armas ruso conocido como el "Mercader de la Muerte", Víctor But, que fue recientemente extraditado de Tailandia a EEUU, donde está siendo juzgado.

También podrían referirse a los participantes en la captura en Liberia del empresario ruso y presunto miembro de una red de tráfico de drogas, Konstantín Yaroschenko, que Moscú tachó de secuestro.

Lukashevich declaró que Rusia no podía dejar sin respuesta la aprobación de la "lista de Magnitski", que califico de "provocación política".

"De hecho, se trata de un intento de presión directa a nuestras estructuras estatales que nada tiene que ver con la preocupación por los derechos humanos ni el deseo de aclarar las circunstancias de lo sucedido", dijo.

Según él, aún "no se ha puesto punto final" a la lista negra.

"Si la parte norteamericana emprende el camino de la confrontación denegando visados, nos veremos forzados a ampliarla", advirtió.

No obstante, Rusia aboga "por un diálogo honesto y respetuoso, por consolidar la interacción en todos los terrenos, incluido el régimen de visados".

"No se puede admitir que los juegos políticos con listas negras de ciudadanos de Rusia tachen el dinamismo positivo adquirido en las relaciones ruso-estadounidenses", añade.

Según filtraciones en la prensa rusa, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, es el encargado de coordinar la elaboración de esa lista.

Entre los ciudadanos rusos que no pueden viajar a EEUU por su presunta implicación en el "caso Magnitski" hay jueces, fiscales, investigadores y funcionarios de prisiones.

Magnitski, consultor jurídico del fondo de inversiones Hermitage Capital Management, denunció la existencia de una red de policías corruptos que malversaron fondos estatales por valor de decenas de millones de dólares.

Tras sus revelaciones, fue acusado de estar implicado en la evasión de 5.400 millones de rublos (unos 180 millones de dólares), e ingresado en prisión preventiva, donde falleció en noviembre de 2009 a la edad de 37 años.

Tanto el Parlamento Europeo como los activistas pro derechos humanos consideran que las fuerzas de seguridad rusas le detuvieron y, posteriormente, le denegaron cuidados médicos para silenciar sus denuncias de corrupción policial.

 

Temas relacionados