Movilización en Miami dos meses después de muerte de grafitero colombiano

Familiares y amigos convocaron una marcha.

Israel Hernández.

Una serie de eventos conmemorará desde este jueves los dos meses de la muerte de un joven artista colombiano que murió tras recibir una descarga eléctrica por la Policía de Miami Beach, donde el domingo sus familiares y amigos convocaron una marcha.

Israel Hernández, conocido como "Reefa", de 18 años, murió el pasado 6 de agosto luego de recibir una descarga eléctrica con un Taser por parte de un policía tras ser sorprendido pintando un grafiti en un muro de Miami Beach.

La familia presentó a finales de agosto una demanda contra la policía y la ciudad de Miami Beach y hasta ahora no han recibido ninguna respuesta, indicaron en las redes sociales donde llevan una campaña llamada "Justice for Reefa".

Una exposición del trabajo artístico del joven, que a su corta edad era conocido en el circuito de arte contemporáneo de Miami por pinturas, instalaciones y grafitis, marcará el jueves el inicio de estos eventos para recordar a "Reefa" y llamar la atención de las autoridades de la ciudad.

"Hasta la fecha, no se han divulgado los resultados de la autopsia o la investigación", dijo el comunicado de la organización que en nombre de la familia del joven reclama justicia. De acuerdo a la denuncia de "Justice for Reefa", el oficial que disparó el taser al pecho de Hernández, Jorge Mercado, "tenía un historial de supuestos abusos" de poder, y aunque fue suspendido temporalmente de sus funciones sigue formando parte de la policía.

La familia Hernández, a través de sus abogados, también pidió que la policía de Miami Beach cambie sus reglas o prácticas respecto al uso de los taser para prevenir más muertes innecesarias, y afirman que ninguna de estas peticiones han recibido respuesta.

Con lectura de poemas, encuentros para demostraciones de piruetas en patinetas -actividad en la que Israel Hernández se destacaba- se estarán llevando a cabo a lo largo de la semana y el domingo convocan a una marcha en unos de los sectores más turísticos de Miami Beach para volver a reclamar justicia.

"Que nadie más corra la suerte de Israel", dice la invitación a manifestarse. Según la policía, el joven huyó de los oficiales cuando lo sorprendieron pintando el grafiti, no atendió las órdenes de que se detuviera y cuando fue alcanzado por un agente, éste le descargó con un Taser cerca del pecho.

El agente que usó el Taser, Jorge Mercado, fue obligado a tomar una licencia administrativa.

Temas relacionados