Muere en Argentina Rosalía Martinoia de Vaccaro, una de las abuelas de Plaza de Mayo

La mujer, quien este lunes habría cumplido 95 años, falleció sin poder abrazar a su nieto o nieta nacido durante la última dictadura militar.

Referencia / Archivo EFE.

Las Abuelas de Plaza de Mayo despidieron este lunes a una de sus integrantes, Rosalía Martinoia de Vaccaro, fallecida este domingo sin haber recuperado a su nieto o nieta nacido en cautiverio durante la última dictadura militar (1976-1983), informaron fuentes de la organización humanitaria.

"Las Abuelas de Plaza de Mayo despedimos con profundo dolor a la compañera de lucha Rosalía Martinoia de Vaccaro, quien no tuvo la justicia de poder abrazar a su nieto o nieta nacido en el cautiverio de su hija Marta. Rosalía hubiese cumplido 95 años hoy, un día después de su muerte, y aún esperaba el ansiado abrazo", reveló este lunes la agrupación en un comunicado.

"Los años y su salud hicieron que no pudiera estar tan presente los últimos tiempos, pero su nieta María Eva ha ido retomando la búsqueda. Cada partida de una Abuela es dolorosa, pero más lo es cuando no se pudo lograr el encuentro con su nieto o nieta", agregaron.

La hija desaparecida de Martinoia nació en Buenos Aires en 1956 y tuvo una actividad militante junto a su pareja Hernando "Tito" Deria, nacido el 7 de febrero de 1957 en Guaymallén, en la provincia de Mendoza (oeste).

Ambos se casaron y tuvieron a su primera hija, María Eva.

Marta Vaccaro estaba embarazada de siete meses cuando el matrimonio fue secuestrado, en 1978, en su domicilio de la capital argentina.

"Por testimonios de sobrevivientes pudo saberse que la pareja permaneció detenida en el CCD (centro de detención clandestino) 'El Olimpo'", situado en la zona oeste de la ciudad de Buenos Aires, especificó la organización.

"Querida Rosalía, que en paz descanses con la certeza de que tus compañeras de Abuela seguiremos la búsqueda de tu nieto y todos los que faltan", concluye el comunicado.

Abuelas de Plaza de Mayo estima que cerca de 500 bebés fueron robados a sus padres por la dictadura, que además hizo desaparecer a cerca de 30.000 personas, según datos de las organizaciones de derechos humanos.

A comienzos de este mes la asociación humanitaria presidida por Estela de Carlotto anunció la restitución de la identidad del nieto número 121.

Temas relacionados