Murió el médico que lideraba la lucha contra el ébola por ese virus

El joven médico fue considerado un "héroe nacional" tras haber tratado a más de cien pacientes contagiados del ébola.

El Ébola se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados. Causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

El médico que ha liderado la lucha contra el ébola en Sierra Leona, Umar Khan, ha muerto a causa del virus pocos días después de ser diagnosticado, confirmaron las autoridades sanitarias del país africano, citadas este miércoles por la prensa local.

El facultativo, de 39 años, es el que más pacientes había tratado en su país, uno de los más afectados por la epidemia, que se ha cobrado ya 672 vidas en África Occidental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Es con pesar que el Ministerio de Salud informa al público que el único virólogo de Sierra Leona, el doctor Shiekh Umar Khan, falleció esta tarde en el centro de tratamiento en Kailahun", recogía el comunicado oficial, difundido a última hora de este martes.

Khan, que será enterrado este jueves, estuvo al frente del principal centro de diagnóstico del ébola en el país y uno de los más importantes del mundo, situado en Kenema, a unos 300 kilómetros al este de Freetown, la capital del país.

El doctor ingresó hace una semana en uno de los centros sanitarios habilitados para los contagiados en Kailahun, también en el este del país, dirigido por Médicos Sin Fronteras.

El joven médico fue considerado un "héroe nacional" tras haber tratado a más de cien pacientes contagiados del ébola.

El presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, visitó al doctor convaleciente en Kailahun y a pacientes en este centro y en el de Kenema.

Aunque hasta el momento eran tres los países afectados por la epidemia (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona), el pasado viernes Nigeria confirmó la primera muerte por ébola en Lagos, la capital del país y una de las más pobladas del continente africano.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.