Netanyahu acusa al presidente de la Eurocámara de tener un "oído selectivo"

Martin Schulz dijo que un israelí emplea cuatro veces más agua que un palestino.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó al presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, de tener un "oído selectivo" por afirmar en la Kneset que un israelí emplea cuatro veces más agua que un palestino.

La alocución de Schulz ante el plenario israelí levantó ampollas entre los sectores más derechistas y llevó a varios diputados a abandonar la sala, incluido el titular de Economía, y líder del partido pro-colono "Habait Hayehudí", Naftalí Bennett.

"El fallo en estos comentarios es lo que denomino 'oído selectivo', que desafortunadamente se ha convertido en el legado de muchos grupos en Europa", declaró Netanyahu en el Parlamento más tarde.

En su alocución previa, Schulz se refirió a la difícil situación que viven los palestinos por las restricciones que Israel impone a su libertad de movimientos y las dificultades que experimentan para, por ejemplo, tener acceso al agua.

"Una de las preguntas que esos jóvenes (palestinos) me hizo y que consideré conmovedora, aunque no pudiese comprobar la exactitud del dato, fue esta: ¿Cómo puede ser que un israelí esté autorizado a usar 70 litros por día, pero un palestino sólo 17?", interpeló Schulz a los diputados israelíes.

Netanyahu negó esas cifras y señaló que "de acuerdo a las estadísticas que recibimos de la Autoridad Palestina, incluidos los comunicados oficiales de la Autoridad Palestina de Agua y nuestros datos, ese dato no es correcto, sino que es significativamente menor".

El jefe del Gobierno israelí abundó en que el presidente del Parlamento Europeo "dijo honestamente 'no lo he corroborado', pero eso no impidió que reiterara (sus acusaciones) a continuación. Ellos oyen, no comprueban, lanzan (acusaciones). Lo adecuado sería que lo comprobara".

"Las acusaciones sin base llevan a los israelíes a ignorar toda crítica. Cuando esos comentarios se repiten sin ser verificados, la gente acaba cerrando los oídos a ataques salvajes contra el Estado de Israel", aseveró Netanyahu.

Schulz se refirió escuetamente a la dura contestación recibida hoy en la Kneset en un encuentro con el jefe del Estado israelí, Simón Peres, al señalar que entre socios hay terreno para la discrepancia.

"La posición de la Unión Europea no es siempre cómoda y sencilla, pero a veces, entre amigos hay diferencias de opinión", señaló. 

Temas relacionados