Netanyahu amenaza con aliarse con ultraortodoxos para formar gobierno

El primer ministro israelí dijo que sucederá si no hay avances con el centrista laico Yair Lapid.

"Si en las próximas horas no se avanza en las negociaciones con Lapid, si no renuncia a sus exigencias excesivas, el primer ministro iniciará rápidamente conversaciones con los partidos ultraortodoxos", indicaron fuentes del Likud, el partido de Netanyahu, quien quiere formar su gobierno antes de la visita al Estado de Israel del presidente estadounidense Barack Obama.

Obama realizará una visita oficial a Jerusalén y Ramalá, en Cisjordania, entre el 20 y el 22 de marzo. La visita será su primer viaje a Israel desde que es presidente.

Actualmente, Netanyahu -quien fue encargado oficialmente el 2 de febrero por el presidente Shimon Peres de formar gobierno tras las elecciones del 22 de enero, que ganó por corta diferencia- procura incluir en su coalición gubernamental al partido de Lapid, Yesh Atid, y al partido religioso Hogar Judío (extrema derecha), cercano a los colonos de los territorios ocupados.

Lapid logró que se excluyera de las negociaciones al partido ultraortodoxo sefardí Shas y a Judaísmo Unido de la Torá, una formación ultraortodoxa asquenazí.

Según los medios de comunicación israelíes, Lapid insiste para obtener el ministerio de Educación, que Netanyahu quiere otorgar nuevamente a su actual titular, Gideon Saar, considerado cercano al jefe de gobierno.

No obstante, para representantes de Lapid, "la crisis debida a la formación de la coalición no se limita a una lucha por carteras" ministeriales. "Insistimos para obtener el ministerio de Educación para cambiar la naturaleza del Estado", agregaron estos dirigentes.

"Lapid no cederá (...), aunque tenga que quedarse en la oposición", advirtieron. Naftali Bennett, líder de Hogar Judío, también rechazó las declaraciones de los dirigentes del Likud. "Paren con todo esto, no funcionará, hay que hacer concesiones", declaró.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México