Netanyahu asegura a Kerry que tiene voluntad de paz con los palestinos

"Quiero felicitar al Comité de Exteriores del Senado por elevar las sanciones contra Irán", dijo el primer ministro israelí al al secretario de Estado de EE.UU.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que tiene voluntad para negociar la paz con los palestinos, en un encuentro que ambos celebraron esta mañana en Jerusalén.

"Sobre todo, lo que queremos es reiniciar las conversaciones de paz con los palestinos (...) Es algo que yo quiero, es algo que usted quiere y es algo que espero que los palestinos quieran también", dijo Netanyahu en una breve comparecencia antes de comenzar la reunión.

En un comunicado difundido por su oficina Netanyahu afirmó que "cuando hay voluntad, es posible encontrar el camino".

La entrevista con el primer ministro israelí abrió la agenda de trabajo de la que es la cuarta visita a la zona de Kerry desde que asumió el cargo en enero.

El secretario de Estado norteamericano, que este martes comenzó en Omán y Jordania esta nueva gira internacional, trata de reactivar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, paralizadas desde septiembre de 2010 a raíz del final de una moratoria parcial en la construcción de asentamientos que Israel había declarado diez meses antes.

Por ahora, EEUU no ha revelado sus planes para conseguir este objetivo, que se inspiran en una doble estrategia para impulsar las relaciones económicas como medida de confianza entre las partes, por un lado, y la apertura de un diálogo político, por el otro.

El jefe de la diplomacia estadounidense, que estará en la zona unas veinticuatro horas, se reunirá en Ramala con el presidente palestino, Mahmud Abbas, y esta tarde tendrá un encuentro en Jerusalén con el presidente israelí, Simón Peres.

A ambos, Kerry verá también en Jordania el próximo domingo en el marco de los debates del Foro Económico Mundial, en el que no se descarta una entrevista entre Peres y Abbas. 

Netanyahu adelantó que en la reunión iban a hablar también del programa nuclear de Irán, después de que el Senado de EEUU aprobase ayer por unanimidad una resolución mediante la cual llama al fortalecimiento de las sanciones contra Irán tanto por parte de Washington como a nivel internacional.

En la resolución, el Senado expresó también su apoyo a Israel en caso de sufrir un ataque iraní.

"Quiero felicitar al Comité de Exteriores del Senado por elevar las sanciones contra Irán", dijo Netanyahu a Kerry.

La situación de la guerra civil en Siria, que esta semana amenazó con expandirse a un enfrentamiento armado con Israel en la meseta del Golán, fue otro de los temas en la agenda de ambos dirigentes.

"No hay duda que se trata de un problema difícil, complejo, una pendiente muy empinada", dijo Kerry a Netanyahu durante la reunión, según la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

"Lo que ocurre en Siria está traspasando (fronteras) hacia Jordania, Líbano (...) y no hay duda que Israel también se ve afectada", agregó.

El régimen de Damasco admitió, por primera vez en décadas, que sus fuerzas habían atacado a una patrulla israelí en un enfrentamiento armado al que Israel respondió con el disparo de un cohete de artillería y amenazas de "hacer pagar" a Bachar al Asad un alto precio.

Israel no descarta una intervención militar si la inestabilidad en Siria amenazase su propia seguridad, bien a través de ataques transfronterizos premeditados -en los últimos meses cayeron en los Altos del Golán proyectiles erráticos- o por el traslado de armas sofisticadas del arsenal sirio a grupos como Hizbulá.

A principios de mayo, en un ataque atribuido a Israel por Siria y por fuentes diplomáticas occidentales, aviones de guerra destruyeron varias instalaciones militares y científicas alrededor de Damasco.

Kerry criticó el abastecimiento de Rusia a Siria de misiles antiaéreos S-300 porque, consideró, "desestabilizan la región".