Netanyahu y el Estado Judío

En medio de una turbulencia política, Israel decidió celebrar elecciones anticipadas el próximo 17 de marzo.

El tercer periodo en el poder del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llega anticipadamente a su fin. En vista de que, según él, es imposible gobernar con los ministros moderados de su coalición que critican sus políticas y que planean dar un "golpe de Estado", las elecciones fueron anticipadas para el próximo 17 de marzo. El primer ministro pretende buscar un gobierno más conservador y, por ende, más cercano a los partidos que defienden la colonización de los territorios palestinos y la declaración de Israel como el Estado-nación del pueblo judío.

El sacudón político de Israel se veía venir desde hace poco más de una semana, cuando fue aprobado por el Consejo de Ministros el primer borrador de un proyecto de ley que pretende definir a Israel como el "Estado-nación del pueblo judío". Un acta que, para las fuerzas de centro e izquierda, constituye una equivocación, un "crimen contra la convivencia" con otras minorías religiosas que habitan en Israel y una medida "racista". Las críticas a la iniciativa impulsada por Netanyahu llegaron por parte del fiscal general, del presidente, de la Unión Europea y DE EE. UU. Ministros moderados de su coalición de gobierno también se opusieron a la ley y lanzaron una campaña para detenerla, alegando que va en detrimento del carácter 'democrático' de Israel.

Por esas críticas fue destituida esta semana la ministra de justicia, Tipzi Livini, quien también fue la jefa negociadora en el último intento de adelantar un proceso de paz con Palestina. Asimismo, el ministro de Finanzas, Yair Lapid, se vio forzado a abandonar el gabinete. Ambos funcionarios son los dirigentes de los dos únicos partidos de centro que integraban la coalición de gobierno y habían censurado en numerosas ocasiones medidas impulsadas por Netanyahu y las fuerzas más conservadoras, como las nuevas construcciones de asentamientos judíos (ilegales, según la ley internacional) en Jerusalén Este, las relaciones con EE.UU y, como se ha dicho, la ley con la que Netanyahu y sus aliados pretenden declarar a Israel como estado nacional judío por encima de su carácter democrático.

Netanyahu, por su parte, ha defendido que el proyecto de ley garantiza los derechos de las minorías, incluyendo los árabes, y que se trata de una medida necesaria en tiempos en que la legitimidad de Israel es objeto de "ataques constantes y crecientes desde afuera y desde adentro". Sus palabras sin embargo no resuelven, sino que reviven la vieja pregunta sobre cómo un Estado puede ser confesional y democrático a la vez. Esta es la preocupación de la ministra de justicia, quien expresó su rotunda oposición a "cualquier ley que otorgue superioridad a la naturaleza judía del Estado sobre sus valores democráticos".

La declaración de Israel como Estado judío no es una novedad. Las leyes fundamentales israelíes, equivalentes a su Constitución, así como algunas decisiones jurídicas y su Declaración de Independencia de 1948, definen a Israel como un Estado "judío y democrático".
Israel también es reconocido como un Estado judío por el plan de partición del protectorado británico de Palestina diseñado por la ONU en 1947, para dividir el territorio en un "Estado judío y uno árabe". En ese plan de partición, en la Resolución 181, hay más de 40 menciones al Estado judío.

No obstante, la legislación impulsada por Netanyahu va más allá. Mientras la declaración de independencia de Israel pretende "asegurar la completa igualdad de los derechos sociales y políticos de todos sus habitantes", varios reportes indican que en los borradores recientemente aprobados por el Consejo de Ministros, la palabra igualdad fue omitida y la democracia fue puesta en segundo plano después del carácter judío. Además, el árabe fue retirado como lenguaje oficial, dejando sólo el hebreo. Esto en un país donde más del 20% de la población es árabe y no profesa el judaísmo.

Además, se trata de una ley que reitera el derecho al retorno a Israel para los judíos que viven en otros países, pero no el derecho al retorno para los palestinos que se exiliaron en 1948 cuando se creó el Estado de Israel. Son miles de personas que tuvieron que abandonar sus tierras en la palestina histórica, que hoy se encuentran en campos de refugiados en Cisjordania, en Líbano y otros países, y que reclaman su derecho a volver a los hogares que tenían en ciudades hoy israelíes como Haifa o Tel Aviv. El derecho al retorno de los palestinos es un punto grueso en cualquier negociación de paz entre las partes.

La declaración de Estado judío también abre la posibilidad de dejar a los palestinos que quedaron dentro de Israel desde 1948 como ciudadanos de segunda, con derechos limitados y con la posibilidad permanente de ser expulsados a Jordania o a Cisjordania. En los últimos días, ante la creciente violencia en Jerusalén, Netanyahu ya ha contemplado la posible expulsión de árabes que habitan la ciudad santa.

Netanyahu empezó a impulsar esta medida después de que los palestinos, durante el último intento por alcanzar la paz mediante una negociación, se negaran rotundamente, con el pleno apoyo de la Liga Árabe, a reconocer a Israel como Estado Judío. Palestina ya reconoció a Israel como Estado en 1988 y considera que añadir el carácter de judío es aceptar una condición discriminatoria y negar los derechos de los palestinos sobre sus tierras.

Como dice el profesor Michael Marder, en una columna publicada en Al Jazeera, la medida de Netanyahu "intenta codificar una narrativa que equipara los terrenos ocupados por el Estado de Israel con la "patria histórica del pueblo judío". Con estas palabras, consagrados en la ley, un obstáculo más surgirá en el camino hacia la paz con el pueblo palestino, que será no sólo material y simbólicamente, sino también legalmente despojado de sus tierras y de su historia".

La negativa palestina a hacer este reconocimiento fue, según Netanyahu, un motivo del fracaso en el proceso de paz. Ahora 'Bibi' busca lograrlo a nivel interno. No obstante, tras el rechazo por parte de los moderados es posible que el proyecto de ley no llegue muy lejos o que sea bastante edulcorado para evitar las medidas que algunos consideran discriminatorias o racistas.

Hasta ahora, parece que Netanyahu logrará en las elecciones una derechización de la Knesset (el parlamento). Una encuesta recién publicada por el Canal 10 de televisión, concedía 22 (de 120) escaños al conservador Likud, el partido de Netanyahu, al que seguiría con 17 el partido religioso ultraderechista "Hogar Judío", del ministro de Economía Naftalí Bennet, quien es uno de los mayores defensores de la colonización judía en Jerusalén Este y Cisjordania. Según el sondeo, ambos encabezarían una nueva coalición de derechas que sería la más nacionalista en la historia política israelí, que también incluiría al partido Israel Betenu, del Canciller Avigdor Lieberman, y a los dos partidos ultra-ortodoxos.

El primer ministro buscará revalidar el cargo para un cuarto mandato y establecer un gobierno con el que pueda sacar adelante su agenda. Netanyahu este año se abrió a un proceso de paz con los palestinos, que fue auspiciado por Israel y que terminó en un rotundo fracaso, marcado por la masiva operación militar israelí Margen Protector en la Franja de Gaza. Sus exigencias de que Palestina reconociera públicamente a Israel como Estado Judío son vistas por muchos como un sofisma de distracción y una forma de dilatar las negociaciones. Debido a las trabas en el diálogo y la desproporcionada operación militar que dejó un buen número de civiles muertos en Gaza, la voluntad de paz de Netanyahu ha quedado en entredicho.

Además, mientras la posibilidad de una paz negociada se posterga, Israel profundiza su ocupación. La política de Netanyahu se ha caracterizado por la aceleración de la colonización en Palestina, lo cual, como lo han reiterado numerosas organizaciones, la Unión Europea y Estados Unidos, obstaculiza cada vez más la continuidad geográfica de un Estado Palestino y la garantía de derechos básicos de sus habitantes.


@DanielSalgar1

Temas relacionados

 

últimas noticias