Nicaragua dice que es "imposible" establecer diálogo con Colombia

El agente nicaragüense ante La Haya, dice que Costa Rica y Panamá no deben preocuparse por la nueva demanda.

El agente nicaragüense ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Carlos Argüello, acusó a Colombia de haber creado un ambiente  “imposible” para sentarse a dialogar sobre la aplicabilidad del Fallo de La Haya que le dio a Nicaragua unos 75 mil kilómetros cuadrados de mar territorial que históricamente le pertenecían al país.

Sobre una posible negociación con Colombia sobre la nueva demanda, Argüello no la descartó, aunque anotó que el "ambiente" en el país suramericano, "que no quieren aceptar ni la aplicabilidad de la sentencia original, mal pudiéramos estar hablando y sentándonos con ellos para discutir sobre laplataforma continental más allá de las 200 millas". "Sentarse con Colombia para hablar de eso resulta, en el ambiente que han creado allá, imposible", consideró.

Explicó, sin embargo, que el hecho que esté planteada la demanda sobre la plataforma continental más allá de las 200 millas, "nada impide que puedan haber conversaciones si las partes lo desean, y el juicio puede seguir".

"Si Colombia en algún momento llega a su verdadero y sano juicio y dice pues francamente las cosas hay que arreglarlas y nos dice hablemos sobre la plataforma continental que no está resuelto y hablamos con ellos y llegamos a un acuerdo, pues cuanto mejor (...), pero naturalmente eso no tiene por qué impedir que el juicio siga", señaló.

El agente nicaragüense agregó que Costa Rica y Panamá no deberían preocuparse por la nueva demanda contra Colombia para que declare el "rumbo exacto" de la frontera marítima entre ambos países en el Caribe.

"En absoluto (...) La Corte no puede afectar derechos de Estados que no son parte en el juicio", explicó Argüello, embajador nicaragüense en Holanda, al ser consultado por medios oficiales.

Nicaragua demandó este lunes a Colombia ante la CIJ en un intento de que ese tribunal con sede en La Haya le conceda una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe, con base en los límites definidos en una sentencia del 19 de noviembre pasado.

En un fallo dictado ese día, la CIJ definió los límites en el Caribe entre ambos países y dejó bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Colombia en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

En el nuevo juicio contra Colombia, según el agente nicaragüense, "lo único que estamos haciendo es decirle a la Corte que esta es nuestra plataforma continental de acuerdo a la geografía y geología y que la divida".

Aclaró que Nicaragua no está pidiendo que delimite su plataforma con Costa Rica, Panamá o Jamaica, sino la delimite con Colombia, y, por tanto, "la Corte únicamente puede fallar eso". "En ningún momento la Corte va a fallar algo en contra de terceros Estados", remarcó.

Argüello dijo, incluso, que en su demanda Nicaragua pidió explícitamente a la CIJ que "use un método que no afecte a terceros Estados".

"Lo decimos simplemente para llover sobre mojado, porque la Corte tiene la obligación de no perjudicar a terceros Estados", anotó.

Asimismo, al jurista nicaragüense dijo "sorprenderle" que Costa Rica, que tiene juicios pendientes en la CIJ, "esté todavía dudando que la Corte va a fallar y va a ser algo en perjuicio de Costa Rica, si no es parte de este juicio".

Sobre una posible negociación con Colombia sobre la nueva demanda, Argüello no la descartó, aunque anotó que el "ambiente" en el país suramericano, "que no quieren aceptar ni la aplicabilidad de la sentencia original, mal pudiéramos estar hablando y sentándonos con ellos para discutir sobre la plataforma continental más allá de las 200 millas".

"Sentarse con Colombia para hablar de eso resulta, en el ambiente que han creado allá, imposible", consideró.

Explicó, sin embargo, que el hecho que esté planteada la demanda sobre la plataforma continental más allá de las 200 millas, "nada impide que puedan haber conversaciones si las partes lo desean, y el juicio puede seguir".

"Si Colombia en algún momento llega a su verdadero y sano juicio y dice pues francamente las cosas hay que arreglarlas y nos dice hablemos sobre la plataforma continental que no está resuelto y hablamos con ellos y llegamos a un acuerdo, pues cuanto mejor (...), pero naturalmente eso no tiene por qué impedir que el juicio siga", señaló.

Agregó que como países "vecinos" y "hermanos" pueden "ver por los intereses mutuos" en cuanto a la plataforma continental más allá de las 200 millas, no así sobre la sentencia de noviembre pasado.

 

últimas noticias

El muro de Putin en Venezuela