Nicaragua investiga si Andrés Sepúlveda obtuvo información ilegal del gobierno de ese país

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, calificó el caso como "delicado".

Andrés Sepúlveda, quien supuestamente quería sabotear el proceso de paz, evalúa colaborar con la Fiscalía. Cristian Garavito

El canciller de Nicaragua, Samuel Santos, calificó como "delicado" el caso del supuesto pirata informático colombiano detenido en el país suramericano, informó el rotativo local El Nuevo Diario.

"Estamos analizado el caso porque es algo delicado", dijo Santos al diario nicaragüense.

La Corte Suprema de Justicia del país investiga si el colombiano Andrés Sepúlveda, un supuesto pirata informático detenido en su país, había obtenido información del Gobierno de Nicaragua ilegalmente.

Sin embargo, la Corte negó el mismo viernes "categóricamente que su sitio web www.poderjudicial.gob.ni haya sido objeto de algún tipo de hackeo o manipulación externa".

Según publicó la prensa local, el supuesto pirata informático colombiano habría tenido acceso a documentos nicaragüenses relacionados con el proceso sobre la restitución a Nicaragua de una porción en el mar Caribe bajo administración colombiana, el cual dirimía la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y que culminó en 2012.

Agentes de la Fiscalía colombiana capturaron el pasado lunes al pirata informático Andrés Sepúlveda, vinculado con la campaña del candidato uribista Óscar Iván Zuluaga, y quien había sido puesto en libertad el domingo tras casi un mes de prisión preventiva, al considerar la juez que había irregularidades en su imputación.

La Fiscalía solicitó el lunes una nueva imputación y medidas para asegurar la comparecencia de Sepúlveda, cuyos cargos fueron anulados con su puesta en libertad.

El vicefiscal general colombiano, Jorge Perdomo, en declaraciones a medios locales, dijo que la Fiscalía tiene "evidencia contundente" y que realiza una "investigación seria" sobre las actividades ilícitas de Sepúlveda, quien supuestamente interceptó comunicaciones de los negociadores del proceso de paz entre las Farc y el Gobierno con el objetivo de sabotearlo.

Sepúlveda puede ser acusado de nuevo de los cargos de espionaje, concierto para delinquir, acceso abusivo a sistema informático, uso de software malicioso y violación de datos personales.

Antes de su primera detención, el 5 de mayo pasado, Sepúlveda trabajaba como asesor informático para la campaña del aspirante a la Presidencia colombiana Óscar Iván Zuluaga, del movimiento uribista Centro Democrático, quien el próximo 15 de junio se enfrentará al presidente y candidato a la reelección, Juan Manuel Santos, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias