La niña que nació de una madre muerta en Gaza