Novia de millonario, condenada a pagar cárcel por apuñalar a hombre que insultó a futbolista

El proceso causó revuelo en Alemania porque se vio indirectamente involucrado Patrick Owomoyela y porque el millonario novio de la acusada trató de comprar a varios testigos.

En el hecho resultó indirectamente involucrado el futbolista Patrick Owomoyela, quien recibió los insultos racistas.pixabay.com

La Audiencia de Múnich condenó a cuatro años y medio de cárcel a la novia de un millonario hombre de negocios de Hamburgo, que atacó con una navaja a un hombre durante la popular Oktoberfest que había lanzado insultos racistas contra el exinternacional Patrick Owomoyela.

La corte muniquesa declaró culpable a la procesada, Melanie Meier, de lesiones físicas graves por su ataque, ocurrido en una carpa reservada a visitantes ilustres de la popular fiesta de la cerveza de la capital bávara, el año pasado.

El detonante fueron los virulentos insultos racistas proferidos por el atacado contra el futbolista, nacido en Hamburgo y de raíces nigerianas, contra cuya inclusión en la selección nacional había dirigido ya campañas en el pasado la ultraderecha alemana.

Se produjo ahí una fuerte discusión, el ambiente se calentó y la mujer acabó atacando a su víctima, a la que le clavó una navaja por el costado.

La acusada, de 34 años y madre de tres hijos, había confesado durante el proceso que agredió al hombre, camionero de profesión, con una navaja, de resultas de lo cual su víctima perdió dos litros de sangre, tuvo que ser operado de urgencias y le fue extraído el bazo.

Tras la agresión, la mujer se fue con un grupo de amigos a una discoteca y siguió su fiesta.

Su defensa había pedido para ella la libre absolución, pero el juez consideró que actuó con "intención homicida" y que no tuvo una reacción de pánico o ante una situación de emergencia.

El proceso ha levantado revuelo en Alemania, tanto por estar indirectamente involucrado el exinternacional, como porque el millonario novio de la acusada trató de comprar a varios testigos para que declararan a su favor e incluso ofreció dinero a la propia víctima.

Uno de esos testigos reconoció haber recibido 200.000 euros a cambio de una declaración exculpatoria.

En su argumentación de la sentencia, el juez amonestó al abogado de la acusada, al que imputó no mantener la "distancia necesaria" con su cliente y que se sospecha también estuvo implicado en esos intentos de comprar a testigos, lo que será investigado.