Nuevas protestas en Argentina contra aumentos de tarifas de Mauricio Macri

Con golpes a cacerolas, bocinas y cierres de calles, los argentinos hicieron el segundo "ruidazo" en un mes en contra de los aumentos de hasta 600% en tarifas de luz propuesto por el gobierno.

AFP.

Vecinos y agrupaciones tanto civiles como políticas protagonizaron el jueves en la noche un nuevo "ruidazo" contra el aumento de las tarifas en los servicios públicos, una protesta con cacerolas, bocinas y cierres de calles en barrios residenciales de varias ciudades de Argentina. (Lea: Frenan aumento de hasta 600% en tarifas de luz propuesto por Mauricio Macri)

Este fue el segundo 'ruidazo' en un mes convocado a través de redes sociales por grupos opositores a políticas del presidente Mauricio Macri que asumió en diciembre pasado.

"Iba a escribir Macri pará la mano, pero lo pensé mejor: Macri andate a la m...", se leía en una pancarta de Boedo, uno de los 50 puntos de Buenos Aires donde grupos de vecinos -entre cientos y miles, dependiendo del sector- se juntaron en esquinas para hacer sonar ollas en señal de enojo con el 'tarifazo'.

Además de la capital, en otras provincias de Argentina también atendieron al llamado de esta protesta bajo las consignas "No al tarifazo" y "Fuera Aranguren" en alusión al ministro de Energía, Juan José Aranguren, expresidente de Shell en Argentina.

El duro ajuste en las facturas de agua, gas, luz y transporte público se anunció para reducir el déficit fiscal que el gobierno de Macri estimó en un 7% en 2015.

El jefe de gabinete, Marcos Peña, dijo la semana pasada que "tarde o temprano" habrá que pagar los aumentos en las facturas, que por ahora están suspendidos por la justicia. (Lea: Argentinos deberán someterse a fuertes aumentos de tarifas de servicios público)

Los aumentos de los servicios básicos promediaron el 700%, en algunos casos superaron el 1.000%, y desataron una ola de amparos judiciales, lo que forzó al gobierno a limitar los aumentos de las facturas de gas, fijado en 400% para los hogares y 500% para el sector comercial y las pequeñas y medianas empresas.

Macri, quien asumió la presidencia en diciembre último, impulsó el ajuste bajo el argumento de que las tarifas de servicios básicos estaban rezagadas y responsabilizó a los gobiernos de centroizquierda de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), que las subsidiaban con impuestos a grandes contribuyentes.

Estos incrementos se producen en momentos de estancamiento de la economía argentina, con una inflación desbocada que alcanzó casi el 27% en el primer semestre del año, superando la franja de entre 20 y 25% anual que había estimado el gobierno.

Temas relacionados