Nueve militares de EE.UU., sancionados por escándalo sexual en Cartagena

Los castigos podrían ir desde una multa a ser degradados a un cargo inferior.

El escándalo sexual que protagonizaron en Cartagena durante la pasada Cumbre de Las Américas miembros del Servicio Secreto de los Estados Unidos–la fuerza élite encargada de proteger al presidente Barack Obama y su familia– sigue teniendo repercusione en ese país.

Este miércoles fuentes del Pentágono confirmaton a la agencia EFE, que nueve militares estadounidenses serán sancionados pero no recibirán cargos criminales por su participación en el escándalo sexual en Cartagena que obligó a dimitir a varios agentes del Servicio Secreto de EE.UU.

De los doce militares que fueron investigados por el Mando Sur estadounidense, siete del Ejército y dos del cuerpo de Infantería de Marina han sido acusados de violar el código militar. Otros dos casos están siendo revisados mientras otro de los militares recibió una carta de reprimenda pero quedó libre de cualquier cargo, indicaron las fuentes.

Los militares tendrán que presentarse ante el general Douglas Fraser, comandante del Mando Sur, quien se mostró "decepcionado" cuando se conoció el incidente el pasado abril. Los castigos podrían incluir desde el pago de una multa a ser degradado a un cargo inferior.

El Mando Sur abrió una investigación luego de la polémica desatada cuando se descubrió que miembros del Servicio Secreto, que se encontraban en Cartagena en víspera de la Cumbre de las Américas, estuvieron involucrados con prostitutas.

El escándalo lo desató Dania Londoño dos días antes de la llegada del presidente Obama a Cartagena, porque uno de los agentes se negó a pagarle el dinero acordado. En esa ocasión Dania le cobró al guardaespalada presidencial US$800 por una noche de sus servicios en el Hotel Caribe y a la madrugada siguientele reclamó porque éste sólo quiso pagarle $50.000. (Ver galería fotográfica de Dania).

últimas noticias