Nuevo intento para la crisis de Ucrania

Kiev y Moscú conversan hoy en Minsk, ante la esperanza europea de conseguir un nuevo acuerdo que pacifique el este ucraniano.

Altares en Kiev recuerdan a los fallecidos durante las protestas. / EFE

1. Entre Europa y Rusia

La crisis política en Ucrania estalla en noviembre de 2013. Las protestas populares aparecen luego de que el entonces presidente, Víktor Yanukóvich, anuncie que el Gobierno no firmará un pacto de asociación con la Unión Europea y en cambio estrecha sus relaciones con Rusia. La decisión produce un estallido social que finalmente ocasiona la caída de Yanukóvich el 22 de febrero de 2014. Tras estos hechos, el presidente ruso, Vladimir Putin, reitera una hipótesis que venía barajando desde los días de protesta: forzar a Ucrania a elegir entre Bruselas y Moscú podría afectar su unidad territorial. 

2. Crimea y el este

El primer choque entre milicias prorrusas y fuerzas afines a Kiev se produce en la península de Crimea, donde Moscú tiene su flota del Mar Negro. Hombres armados, vestidos de camuflado pero sin insignias, obtienen el control de las dos ciudades más importantes de la región: Sebastopol y Simferópol. El 21 de marzo de 2014, Putin firma la anexión de Crimea a la Federación Rusa y desata una serie de críticas en Occidente, que tilda los hechos de “invasión”. Apenas dos semanas después, la irrupción de grupos prorrusos independentistas en el este rusoparlante del país (Lugansk y Donetsk) aumenta la tensión armada.

3. Las sanciones

A la anexión de Crimea y los enfrentamientos armados en el este entre las fuerzas prorrusas y las oficiales ucranianas, Estados Unidos y la Unión Europea responden con sanciones económicas, a las que Rusia reacciona a su vez con amenazas en el suministro de gas. El presidente Putin se empeña en negar que sus fuerzas militares tengan algo que ver en la tensión, aunque el armamento y la preparación para el terreno de los milicianos sugieran lo contrario, a juicio de Occidente. El 12 de mayo del año pasado, las repúblicas de Donetsk y Lugansk se declaran independientes de Ucrania y piden su anexión a Rusia.

4. Acuerdos fallidos

Los combates persisten en la región del este ucraniano, con puntos altos y bajos. El reconocimiento que Rusia le da a Petro Poroshenko, ganador de las elecciones presidenciales en Ucrania después de un corto período de transición, abre la puerta al diálogo entre las partes. En septiembre, en Minsk (Bielorrusia), los diálogos entre Ucrania, Rusia, Donetsk y Lugansk llegan a un acuerdo de 12 puntos que incluye un alto al fuego inmediato y la remoción de armamento pesado en los primeros 15 kilómetros que siguen a la línea fronteriza. Las acusaciones de violación al alto al fuego no tardan en llegar, y con ellas más combates.

5. El punto actual

El conflicto derivado de la crisis ucraniana deja ya alrededor de 5.600 muertos. La canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente Francés, François Hollande, median para que el gobierno de Putin acepte discutir un nuevo plan que aplaque los ánimos. Las delegaciones se reunen hoy nuevamente en Minsk para explorar la posibilidad de una salida negociada. Mientras la Unión Europea ha optado por no aprobar un nuevo paquete de sanciones para Rusia, a manera de incentivo para el diálogo, Estados Unidos ve con buenos ojos esta oportunidad, aunque no descarta armar a Ucrania si la crisis persiste.

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?