Obama condenó uso de esclavas sexuales por japoneses en la guerra

Fueron cerca de 200 mil mujeres las que fueron forzadas a la prostitución en esa época.

EFE

 El presidente estadounidense, Barack Obama, consideró el viernes que el sistema de prostitución forzada de mujeres asiáticas al servicio de los soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial fue una violación "atroz" de los derechos humanos.

"Fue una violación atroz y monumental de los derechos humanos. Los derechos de estas mujeres se violaron de una forma que resulta indignante, incluso en plena guerra", añadió el presidente Obama, de visita a Corea del Sur.

"Merecen que se las escuche, merecen que se las respete. Y tiene que haber un relato preciso y claro de lo que ocurrió", agregó.

"Pienso que el primer ministro (japonés Shinzo) Abe admite esto y, sin duda alguna, el pueblo japonés también admite que el pasado tiene que reconocerse de modo honesto y justo", puntualizó.

La mayoría de los historiadores estiman en 200.000 el número de mujeres --sobre todo coreanas, chinas y filipinas-- convertidas en esclavas sexuales por Tokio durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).En la actualidad el caso de estas mujeres y las atrocidades cometidas por las tropas imperiales siguen pesando sobre las relaciones entre Japón y sus vecinos.

Para Obama, los japoneses y los coreanos tienen que "encontrar caminos que permitan superar la pena y el dolor".