Obama garantiza apoyo a nuevo presidente ucrania en medio de tensiones con Rusia

El mandatario estadounidense también anunció que Estados Unidos aumentará su ayuda de material militar no letal a Ucrania.

El presidente electo de Ucrania Petro Poroshenko, junto al mandatario estadounidense Barack Obama.AFP

 Barack Obama garantizó este miércoles al presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, el compromiso total de Estados Unidos con el futuro de su país, cuando continúan los combates en el este entre separatistas prorrusos y fuerzas ucranianas.

"Estados Unidos está completamente comprometido con permanecer junto al pueblo ucraniano, no sólo en los próximos días o semanas, sino en los próximos años", declaró a la prensa tras haberse reunido con Poroshenko en Varsovia.

Obama también anunció que Estados Unidos aumentará su ayuda de material militar no letal a Ucrania, que incluye aparatos de visión nocturna. Poroshenko, que efectúa el primer desplazamiento al extranjero desde su elección el pasado 25 de mayo, agradeció por su parte a Obama su "apoyo constante", de una "importancia crucial".

Obama se encontró posteriormente con una decena de jefes de Estado de Europa central y oriental, reunidos en Varsovia para las celebraciones del 25º aniversario de las primeras elecciones democráticas en Polonia, exmiembro del bloque soviético, tras la caída del comunismo.

Estas celebraciones tienen connotaciones especiales y la presencia de Obama es especialmente simbólica teniendo en cuenta la crisis ucraniana, que enfrenta a Moscú con las capitales occidentales.

También se espera en Varsovia al presidente francés François Hollande, quien se reunirá con Poroshenko por la tarde. El plan de seguridad de 1.000 millones de dólares anunciado el martes por Obama es una "iniciativa para tranquilizar a Europa", que todavía tiene que ser aprobada por el Congreso estadounidense.

Permitirá a los países que no forman parte de la OTAN, como Ucrania, Georgia y Moldavia, trabajar con Estados Unidos y sus aliados occidentales para construir sus propios sistemas de defensa, según la Casa Blanca.

Obama pidió a sus aliados europeos que aumenten el gasto militar, lamentando los recortes en este área en Europa a causa de la crisis económica, en una rueda de prensa tras reunirse con su homólogo polaco Borislaw Komorowski.

En Bruselas, los ministros de Defensa de los países miembros de la OTAN saludaron este plan de seguridad, y acordaron el martes medidas de seguridad para tranquilizar a sus aliados de Europa del Este, inquietos por la crisis ucraniana.

El presidente estadounidense también pidió a Rusia que "use su influencia" ante los separatistas prorrusos en el este de Ucrania para que cesen sus ataques a las tropas gubernamentales, e impidan la llegada de combatientes y de armas a la región. Advirtió que una nueva "provocación" rusa en Ucrania podría acarrear nuevas sanciones económicas contra Moscú. - Esfuerzos inútiles- Obama estimó que sus esfuerzos para restaurar la confianza con Moscú habían quedado anulados por la actitud del presidente ruso, Vladimir Putin, respecto a Ucrania.

"Es justo decir que la reconstrucción de la confianza tardará un tiempo", comentó al respecto. En Ucrania, el ejército intensificó su ofensiva contra los separatistas prorrusos en los alrededores de su bastión de Slaviansk, donde murieron dos soldados y 42 resultaron heridos, según Kiev.

La ofensiva lanzada desde hace casi dos meses por Kiev ha dejado más de 200 muertos entre los insurgentes, las tropas ucranianas y la población civil. La OTAN indicó el martes que Rusia había retirado la mayoría de los 40.000 soldados que había desplegado cerca de la frontera con Ucrania, y que los que quedaban se preparaban para su retirada.

Estados Unidos, en contrapartida, afirma poseer "pruebas" según las cuales Moscú continúa permitiendo el pasaje de "combatientes y armas" en el este de Ucrania. Rusia rechaza esta implicación y exige que Kiev finalice su "operación punitiva" en el este del país.

Después de su visita a Polonia, Barak Obama participará en una cumbre del G7 en Bruselas, el miércoles por la noche y el jueves, y en las celebraciones del 70º aniversario del desembarco en Normandía (norte de Francia), en las que participará también Vladimir Putin. Sin embargo, a diferencia del presidente Hollande, el primer ministro británico David Cameron y la canciller alemana Angela Merkel, Obama no tiene previsto reunirse con Putin, a pesar de que han hablado por teléfono en los últimos tiempos a causa de la crisis ucraniana.

 

últimas noticias