Obama garantiza a Israel "alianza eterna" con Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos tiene previsto visitar también el jueves los Territorios Palestinos.

Barack Obama garantizó este miércoles la "alianza eterna" de Estados Unidos con Israel, reconociéndole al Estado hebreo el derecho de decidir por sí solo si ataca a Irán, y advirtiendo al régimen sirio contra el uso de armas químicas.

En su primera visita a Israel en tanto que presidente, Obama pidió la paz de este país con sus vecinos, en particular los palestinos.A su llegada al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv, el presidente norteamericano proclamó la "alianza eterna" entre los dos países, y aseguró que Estados Unidos está "orgulloso de ser el principal aliado de Israel"."La paz debe llegar a Tierra Santa.

Nunca perderemos de vista la paz entre Israel y sus vecinos" árabes, especialmente palestinos, declaró Obama en un breve discurso.Obama expresó en hebreo su alegría de regresar a Israel, y luego inspeccionó una batería del sistema antimisiles Iron Dome, financiado por Washington.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con el que Obama tiene una relación notoriamente fría, acogió al presidente norteamericano y le dio las gracias por "defender sin ambigüedad el derecho de Israel a existir (...) y por haber defendido con coraje este derecho ante las Naciones Unidas", en referencia a la oposición de Washington a las gestiones de los palestinos para obtener el reconocimiento de su Estado.

El viaje se produce dos días después de la investidura del nuevo gobierno del primer ministro israelí, que se ha fijado como "principal prioridad la defensa y la seguridad" por las "amenazas muy graves" provenientes, según él, de Irán y de Siria."Yo no espero que el primer ministro (de Israel) tome una decisión sobre la seguridad de su país remitiéndose a cualquier otro país", declaró el presidente estadounidense, respondiendo a una pregunta sobre Irán en una conferencia de prensa común con Netanyahu en Jerusalén después de dos horas y media de conversaciones.

Obama advirtió a Damasco contra el recurso a armas químicas, y se declaró "muy escéptico" en cuanto a las afirmaciones de que los rebeldes sirios las habrían empleado. El uso de armas químicas contra el pueblo sirio sería "un grave y trágico error", afirmó Obama. En una declaración con su homólogo norteamericano, el presidente israelí, Shimon Peres, insistió previamente en la necesidad de que las supuestas armas químicas de Siria no caigan "en manos de terroristas".Netanyahu aseguró por su lado que Israel sigue "comprometido con la solución de dos Estados para dos pueblos" para resolver el conflicto con los palestinos.

En cuanto al controvertido programa nuclear iraní, prioridad del viaje de Obama, la radio pública israelí estimó que sigue habiendo divergencias.Netanyahu habría querido que el presidente Obama "lanzara más claramente una amenaza de ataque militar estadounidense" en caso de que Irán prosiga su programa nuclear, según el comentarista político de la radio.Obama anunció además que Estados Unidos e Israel "abrirán conversaciones" para prolongar la ayuda militar estadounidense más allá de 2017.

En el primer viaje de su segundo mandato, el presidente de Estados Unidos tiene previsto visitar también el jueves los Territorios Palestinos, pero con el único objetivo declarado de "escuchar" y no de lanzar una iniciativa para la paz.

En una tribuna publicada el miércoles por el diario israelí Haaretz, el negociador palestino Nabil Chaath señaló que "por desgracia, el presidente Obama estará sólo unas horas" en los Territorios Palestinos, en referencia a su encuentro con el presidente palestino Mahmud Abas en Ramala el jueves y su visita a la basílica de la Natividad de Belén (Cisjordania) el viernes.

Este miércoles, unos 200 militantes palestinos levantaron tiendas de campaña en el lugar en que se prevé una colonia judía entre Cisjordania y Jerusalén oriental, para expresar su desconfianza hacia "la administración estadounidense, que apoya la colonización y la ocupación"