"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 8 horas

Obama piensa nombrar nuevo encargado especial para cerrar Guantánamo

Actualmente, más de un centenar de presos de los 166 detenidos están realizando una huelga de hambre.

Fotografía de archivo fechada el pasado 27 de enero de 2013 que muestra a varios presos supuestamente relacionados con la red terrorista de Al Qaeda en la prisión estadounidense de Guantánamo, Cuba.
Fotografía de archivo fechada el pasado 27 de enero de 2013 que muestra a varios presos supuestamente relacionados con la red terrorista de Al Qaeda en la prisión estadounidense de Guantánamo, Cuba.Efe

El presidente estadounidense, Barack Obama, podría nombrar a un nuevo director encargado de la prisión de la base de Guantánamo, en la isla de Cuba, para trabajar en la transferencia de sus reclusos a otros centros, informó el miércoles la Casa Blanca.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, señaló a la prensa que el presidente estaba considerando esta posibilidad como un nuevo gesto para cerrar la controvertida prisión, donde más de un centenar de presos de los 166 detenidos están realizando una huelga de hambre.

Obama prometió nuevamente el martes que quería cerrar ese centro de detención alojado situado en una base militar de Estados Unidos en Cuba.

Sin embargo, el gobierno de Obama señaló que no podía cerrar la prisión si el Congreso sigue poniendo palos en las ruedas.

"Hay muchas cosas que podemos hacer", dijo Carney. "Una de las opciones que estamos considerando es designar un funcionario de alto nivel del Departamento de Estado para volver a intentar repatriar o transferir a los detenidos cada vez que sentimos que les sea posible volver a su país o a terceros países".

Daniel Fried, enviado especial del Departamento de Estado para el cierre de Guantánamo, fue nombrado para otro puesto en enero y no ha sido reemplazado.

A su arribo al poder en 2009, Obama había afirmado que pretendía cerrar la prisión de Guantánamo al año siguiente.

El fracaso de ese proyecto sigue siendo una tarea problemática en el balance de su primer mandato.

La existencia de Guantánamo, que sumó sus primeros prisioneros en el año 2002 como parte de la guerra contra el terrorismo declarada por el entonces presidente republicano George W. Bush (2000-2008), afecta la imagen de Estados Unidos en el extranjero, "obstaculiza la cooperación antiterrorista con nuestros aliados" y es una "herramienta de reclutamiento para los extremistas", dijo el presidente el martes.