Obama promete acompañar víctimas de Sandy durante largo tiempo

Advirtió que no habrá "papeleo ni burocracia" para gestionar las ayudas con el Gobierno.

Barack Obama con una de las victimas de la tormenta tropical Sandy en Nueva Jersey. Foto: AFP
Barack Obama con una de las victimas de la tormenta tropical Sandy en Nueva Jersey. Foto: AFP

El presidente Barack Obama prometió este miércoles a los habitantes de Nueva Jersey que se recuperaban de la megatormenta Sandy que el gobierno los apoyaría "a largo plazo"."Ustedes están en mis pensamientos y oraciones. Estaremos aquí a largo plazo", dijo Obama durante una visita a un refugio de emergencia en Brigantine, no lejos de Atlantic City, con el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

"Obviamente, la máxima prioridad ahora es restaurar la energía... después obviamente habrá un poco de limpieza y habrá algunos gastos", dijo el candidato demócrata, a solo seis días de las elecciones presidenciales.

"No toleraremos ningún papeleo. No toleraremos ninguna burocracia. Vamos a asegurarnos que reciban la ayuda tan pronto como nos sea posible", dijo.Obama, quien viajaba con el jefe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Craig Fugate, se encontró con Christie, el gobernador republicano de Nueva Jersey, para realizar la gira por el estado fuertemente afectado por Sandy.

Christie, aliado del candidato republicano Mitt Romney, ha elogiado mucho el manejo de Obama de la devastadora tormenta, levantando las cejas en su propio partido.El gobernador agradeció a Obama por su "importante" visita el miércoles."Es muy importante que el presidente de Estados Unidos haya reconocido todo el sufrimiento que hay aquí en Nueva Jersey y lo aprecio mucho", dijo.

"Trabajaremos juntos para asegurarnos que atravesamos esta crisis y que todo vuelva a la normalidad. Gracias por venir", expresó Christie a Obama. Más temprano, el gobernador saludó al presidente en las escaleras del avión Air Force One tras su corto vuelo desde Washington y los dos se subieron al helicóptero de Obama, el Marine One, para una gira aérea por la zona devastada.