Obama recuerda a víctimas de "Sandy" como ejemplo de "resistencia"

El huracán golpeó sobre todo al estado de Nueva Jersey, donde tocó tierra, y al de Nueva York el 29 de octubre del año pasado.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recordó a las víctimas del huracán "Sandy", que hace un año tocó tierra en Nueva Jersey, y dijo que las tareas de recuperación han sido el mejor ejemplo de la "fuerza" y "resistencia" del pueblo estadounidense.

"Hoy recordamos a nuestros compatriotas que perdieron la vida en la tormenta y consolamos a sus familias", señaló Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

El mandatario recordó que, un año después de la devastación causada por "Sandy", todavía "quedan hogares que reconstruir y empresas que reabrir", y prometió que el Gobierno federal seguirá apoyando las labores de recuperación en las zonas afectadas.

"Sandy" golpeó sobre todo al estado de Nueva Jersey, donde tocó tierra, y al de Nueva York el 29 de octubre del año pasado, causó más de un centenar de muertos en todo Estados Unidos y destruyó o dañó unas 650.000 viviendas.

Obama subrayó que durante el último año el Gobierno federal ha proporcionado "miles de millones de dólares" de asistencia a cientos de miles de personas y propietarios de pequeñas empresas a través de ayudas directas, subvenciones y préstamos.

Además, miles de familias han recibido ayudas para poder permanecer en sus hogares y se trabajó con funcionarios regionales y locales para que el 97 % de las playas públicas afectadas estuvieran abiertas durante la pasada temporada veraniega.

"A través del compromiso federal con un esfuerzo de reconstrucción a largo plazo, nuestras carreteras, puentes, hospitales y empresas están regresando más fuertes que antes", enfatizó el presidente.

La costa de Nueva Jersey aún sigue luchando por salir adelante un año después de "Sandy" y la región de Nueva York también se recupera lentamente.

Solamente en la Gran Manzana hubo 44 muertos, dos millones de personas quedaron sin electricidad, decenas de miles perdieron sus viviendas y se generaron 700.000 toneladas de escombros.