Obama y Santos abordarán en febrero apoyo de EE.UU. a Colombia en el posconflicto

El presidente de EE.UU. recibirá en Washington a Santos, con el fin de celebrar el 15 aniversario del Plan Colombia.

Referencia / Archivo EFE.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pretende abordar en su reunión de febrero próximo con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, el futuro de la ayuda estadounidense a Colombia después de que se complete el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC. Según explicó este miércoles en rueda de prensa con medios internacionales el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, EE.UU. tiene intención de continuar asistiendo al país andino en materia de seguridad en un escenario de postconflicto.

"En términos de recursos, EE.UU. ha proporcionado enormes recursos en los últimos años al Plan Colombia para la seguridad de Colombia. Creo que continuaremos en los próximos años proporcionando recursos para la seguridad de Colombia. Y creo que podríamos pensar cuáles son esos requisitos de seguridad en el contexto de un acuerdo. ¿Cambian? ¿Se desplazan a diferentes temas?", explicó.

"Así que esto es algo que creo que el presidente Obama querrá discutir con el presidente Santos, que es, de nuevo, abordar cómo asegurarnos de continuar nuestra cooperación en seguridad, nuestro respaldo de seguridad para Colombia", agregó Rhodes.

Obama recibirá el próximo 4 de febrero en Washington a Santos, con el fin de celebrar el 15 aniversario del Plan Colombia, un acuerdo bilateral para la paz y el fortalecimiento del Estado aprobado en el año 2000 por los Gobiernos del estadounidense Bill Clinton y del colombiano Andrés Pastrana.

Santos ha dejado claro que el objetivo es firmar la paz antes del próximo 23 de marzo, como las partes anunciaron el pasado 23 de septiembre, día en que el jefe de Estado y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", se dieron un histórico apretón de manos que muchos interpretaron como el inicio del fin de la contienda.

Sobre la mesa de negociaciones, que se constituyó en noviembre de 2012 en La Habana, solo queda un punto por debatir del total de cinco que componen la agenda para terminar con más de medio siglo de conflicto armado: el apartado de desarme y desmovilización de guerrilleros y el alto el fuego bilateral y definitivo.

Estados Unidos nombró el año pasado a un enviado especial para el proceso de paz colombiano, Bernie Aronson, y durante el año fiscal 2014, el país norteamericano concedió 324,82 millones de dólares en asistencia total a Colombia. El 70 por ciento de esa suma se dedicó a programas de paz y seguridad.