Obispo argentino ve imposible que narcos lleguen a su país sin sobornar funcionarios

Alerto que se está "muy cerca de una Argentina peor".

Un obispo católico de Argentina sostuvo que es "imposible" que los narcotraficantes se instalen en el país suramericano sin antes haber sobornado o extorsionado a algunos funcionarios.

"Es imposible que estas bandas se expandan y se instalen sin el visto bueno, sea por coima (soborno) o por extorsión, de algunos funcionarios, de algunos poderes ejecutivos locales, como lo que tiene que ver con las fuerzas de seguridad que no allanan o no combaten el delito o dejan pasar los cargamentos", afirmó el obispo de la ciudad de Gualeguaychú, Jorge Lozano.

El prelado, que preside la Comisión de Pastoral Social del Episcopado argentino, advirtió en declaraciones a radio Mitre de Buenos Aires, que, si no se toman medidas contra el narcotráfico, se está "muy cerca de una Argentina peor".

Lozano consideró que no se debe comparar la situación de Argentina con la de otros países de la región porque de otro modo "se corre el riesgo de hacer la plancha (no hacer nada) hasta llegar a situaciones más preocupantes'".

La semana pasada, el Episcopado argentino ya había advertido en un documento sobre el "drama del narcotráfico y la droga" que si los dirigentes políticos no toman medidas al respecto, "costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar las mafias del narcotráfico".

A ese documento eclesial siguió otro, el pasado martes, de la Corte Suprema de Argentina en el que los jueces pidieron al Gobierno la adopción de medidas "urgentes" contra el narcotráfico, en particular en el norte del país, debido a la "grave" situación denunciada por magistrados de esa zona.

Lozano señaló hoy que "cada vez es más la incidencia de algunos grupos armados en los barrios periféricos" de las grandes ciudades y sostuvo que en algunos casos "existe connivencia del Estado con el narcotráfico".

Temas relacionados