Obispos reiteran que los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar

Señalaron que hay parejas que conviven sin el vínculo sacramental y que se extienden "situaciones familiares construidas sobre el fracaso de matrimonios anteriores".

Vista general de los asistentes al Sínodo de Obispos/ EFE
Vista general de los asistentes al Sínodo de Obispos/ EFE

Los obispos subrayaron este viernes que la Iglesia no abandona a los católicos divorciados y vueltos a casar, pero reiteraron que no pueden comulgar.

Así lo señalaron en el Mensaje Final a los fieles del Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, que fue aprobado por los 262 prelados que desde el 7 de octubre y hasta el domingo 28 están reunidos en el Vaticano para tratar sobre la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana.

En el mensaje, los obispos consideran a la familia como "lugar natural" para la nueva evangelización y señalaron que hay parejas que conviven sin el vínculo sacramental y que se extienden" situaciones familiares irregulares construidas sobre el fracaso de matrimonios anteriores".

"A todos ellos les queremos decir que el amor de Dios no abandona a nadie, que la Iglesia los ama y es una casa acogedora con todos, que siguen siendo miembros de la Iglesia, aunque no pueden recibir la absolución sacramental ni la eucaristía".

Que las comunidades católicas estén abiertas a acompañar a cuantos viven estas situaciones y favorezcan caminos de conversión y de reconciliación.
 

Temas relacionados