Observatorio de la "Torre de la Libertad" abrirá el 29 de mayo

Ubicado en los niveles 100, 101 y 102 del nuevo World Trade Center, ofrece una oportunidad inspiradora e incomparable para experimentar Nueva York.

El observatorio de la llamada "Torre de la Libertad", el edificio principal del nuevo World Trade Center de Nueva York, abrirá sus puertas al público el próximo 29 de mayo, informó la organización.

Con 542 metros de altura, el rascacielos más alto de Estados Unidos, que se construyó en el área destruida por el atentado del 11S en las Torres Gemelas, confirmó el día de su apertura al público, unos meses después de que los primeros trabajadores entraran en el simbólico edificio.

"El 29 de mayo, One World Observatory abrirá oficialmente sus puertas al público, ofreciendo a los visitantes una oportunidad inspiradora e incomparable para experimentar Nueva York", dijo en un comunicado David Checketts, director de Legends, la empresa que gestionará el espacio.

"A partir de unas espectaculares vistas panorámicas, a exhibiciones interactivas innovadoras, a las opciones de restaurantes de calidad mundial, esperamos un Observatorio Mundial para ser el primer destino y la atracción en la ciudad de Nueva York para los turistas y los residentes locales", agregó.

Las entradas para el observatorio, que está situado en los niveles 100, 101 y 102 del edificio, se pondrán a la venta a partir de este miércoles, a un precio de 32 dólares, aunque antes de la apertura oficial algunos colectivos lo podrán visitar gratis.

Los familiares de las víctimas de los atentados y los trabajadores que participaron en el rescate podrán acceder siempre de forma gratuita.

El observatorio incorpora las nuevas tecnologías disponibles y los huéspedes podrán experimentar una visita interactiva, con, por ejemplo, un amplio disco circular que les ofrecerá imágenes de alta definición en tiempo real de las calles del Bajo Manhattan.

La construcción del rascacielos, el mayor de Estados Unidos, se inició en el año 2006 y su finalización se ha retrasado en varias ocasiones, disparando el costo de las obras hasta los 3.900 millones de dólares.
Destinada a mostrar el orgullo de la recuperación neoyorquina tras la tragedia, la torre y su aguja tienen exactamente 1.776 pies de altura (542 metros), en referencia al año de la declaración de independencia de Estados Unidos, y de ahí se deriva su patriótico sobrenombre.

Aunque aún están en construcción otros dos rascacielos que completarán el complejo, la apertura del One World Trade Center unida a la inauguración el pasado mayo del museo del 11S supuso un paso fundamental en la reconstrucción del área destruida en los atentados del año 2001.

Temas relacionados
últimas noticias