En octubre no se resolverá conflicto marítimo entre Colombia y Nicaragua: Carlos Arrieta

El jefe de abogados del Estado en el litigio con Nicaragua aseguró que se analizará si la Corte Internacional de Justicia tiene competencia para pronunciarse sobre este conflicto.

Carlos Gustavo Arrieta fue embajador de Colombia en Holanda a mediados de los años 90. / Gustavo Torrijos

Luego de que se conociera que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) fijó las fechas para realizar las audiencias públicas entre Colombia y Nicaragua sobre el conflicto marítimo entre ambos países, el miembro del comité asesor de Colombia en este caso, Carlos Gustavo Arrieta, aclaró que en esta citación no se resolverá el litigio sino se analizará si la CIJ puede pronunciarse. 

En diálogo con Blu Radio, el abogado aseguró que Colombia tiene mejores argumentos para sostener que la CIJ no tiene competencia para pronunciarse sobre el litigio entre Colombia y Nicaragua. “La denuncia del pacto de Bogotá, a juicio de Colombia produjo un efecto de inmediato, por lo que la Corte no tiene competencia para inmiscuirse en ninguno de los dos procesos”.

Explica que en esta demanda "no se está decidiendo el fondo, o sea los derechos de Colombia o Nicaragua sobre la plataforma sino se decide si la Corte tiene competencia para pronunciarse sobre este asunto”, afirmó el exprocurador. (Lea: Santos a Nicaragua: no vamos a ceder un solo milímetro)

Confirmó que Colombia ya fue notificada sobre las fechas de las audiencias. La primera se realizará el 28 de septiembre y durará una semana, en esta se tratará la demanda de Nicaragua sobre ampliar su plataforma continental en el mar Caribe; la segunda, será el 5 de octubre, sobre la supuesta responsabilidad de Colombia en el incumplimiento del fallo de 2012 adoptado por Bogotá.

El jurista señaló que durante esas semanas se estudiarán las excepciones preliminares que presentó la Cancillería de Colombia y terminadas las mismas la CIJ tendría que decidir, en máximo 6 meses, si tiene o no competencia.

Arrieta indica que si no hay competencia se acaba el proceso de demandas entre ambos países y si la Corte decide que tiene la competencia sigue el proceso para saber si Nicaragua tiene derechos o no sobre una plataforma extendida, proceso que puede tardar dos años más.