Ofensiva contra Los Zetas en norte de México deja 22 muertos

En las operaciones realizadas este fin de semana han sido capturados dos importantes cabecillas de la banda de narcotraficantes.

Al menos 22 presuntos integrantes del cartel de Los Zetas murieron desde el viernes en choques con fuerzas del ejército y la policía de México en una zona del estado de Nuevo León, cerca de la frontera con Estados Unidos, donde el grupo narco tenía más de 200 hombres.

La operación, de la que han tomado parte cientos de militares y policías apoyados por helicópteros, perseguía a integrantes de Los Zetas que huyeron de rancherías dispersas en la comunidad de San Carlos, en el municipio de Vallecillo, tras la detención de un jefe local del cartel.

"Estamos hablando de 22 víctimas mortales entre el viernes y el domingo en la misma comunidad" del municipio de Vallecillo, a unos 150 km de la frontera con Estados Unidos, dijo este lunes a la prensa el portavoz de seguridad de Nuevo Léon, Jorge Domene, quien no precisó si los operativos finalizaron.

Los Zetas han recibido una serie de reveses en la última semana en los estados de Tamaulipas (noreste), Nuevo León y Coahuila (norte), todos fronterizos con Estados Unidos.

En esos tres estados se supone que Los Zetas -un grupo creado hace casi dos décadas por ex militares de fuerza de élite que desertaron del ejército mexicano para trabajar con el narcotráfico- tienen campos de entrenamiento y refugio.

Conforme Los Zetas reciben golpes en los estados fronterizos han extendido sus acciones hacia los estados de Durango y Veracruz, un poco más al sur, donde la violencia se ha incrementado en los últimos meses.

Según una fuente de la fiscalía de Nuevo León, que pidió el anonimato, la presencia de Los Zetas en la región de Vallecillo fue confirmada a las autoridades por Marco Garza de León Quiroga, alias 'El Chabelo', considerado jefe local de la organización y quien fue detenido el viernes junto a diez de sus escoltas.

La detención de 'El Chabelo' dio origen a enfrentamientos y balaceras con otros integrantes de su organización.

'El Chabelo' no es el único jefe de Los Zetas en la región capturado en la última semana. El miércoles, Carlos Oliva Castillo, apodado 'La Rana', señalado como un hombre de confianza de Heriberto Lazcano, alias 'El Lazca', máximo líder de los Zetas, fue detenido en Saltillo, capital de Coahuila.

A Oliva Castillo también se le presentó como autor intelectual del incendio de un casino en el que murieron 52 personas en Monterrey, polo industrial del norte del país y capital de Nuevo León.

También en Coahuila, los militares rescataron el fin de semana a 61 hombres, entre ellos un hondureño, secuestrados por Los Zetas cerca a la ciudad de Piedras Negras, sobre la línea fronteriza y detuvieron a tres miembros del grupo criminal.

La violencia con la que actúan Los Zetas ha propagado el terror en los últimos años en esos tres estados del norte de México, donde este año se han registrado al menos 2.400 muertes relacionadas con el crimen organizado, según estadísticas de autoridades locales reportadas por el diario Reforma.

Temas relacionados