ONGs rechazan salida de Venezuela de Sistema Interamericano de Justicia

Solicitaron a los miembros de organizaciones de Derechos Humanos y Cancillerías de las Américas a instar Venezuela a suspender su retiro.

El Observatorio Venezolano de Prisiones y el Observatorio Iberoamericano de la Democracia, unidos a la Comisión de Derechos Humanos de la Federación de Abogados de Venezuela, expresaron este domingo su rechazo al anuncio del Gobierno nacional de retirarse del Sistema Interamericano de Justicia.

"La labor ejercida por la CorteIDH en el campo de los Derechos Humanos, desde su creación efectiva en el año 1979 y dictadas sus primeras decisiones en 1982, se ha dedicado a la protección de los más vulnerables", dice un comunicado difundido por las organizaciones mencionadas.

Asimismo, hacen un llamado a los funcionarios del Estado venezolano para que tomen en cuenta la importancia de mantener a su país en los organismos del Sistema Interamericano de Justicia para proteger "los derechos de todas las personas".

También solicitan "a los miembros de organizaciones de Derechos Humanos y Cancillerías de las Américas, para que insten al Estado venezolano a suspender el retiro de Venezuela de la CorteIDH".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ratificó el 24 de julio pasado la decisión de su país de abandonar la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) después de que en abril anunciara su intención de desligarse de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), partes ambas del sistema interamericano de protección de derechos humanos.

"Venezuela se retira de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por dignidad y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre de derechos humanos apoyando al terrorismo", dijo Chávez tras referirse a un fallo de ese tribunal sobre Raúl Díaz, condenado en Venezuela por cometer actos terroristas en 2003.

Un día después del anuncio del presidente, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, dijo que la salida del Sistema Interamericano es ya una "decisión de Estado" tras la "aberrante" sentencia de la CorteIDH en el caso de Díaz quien fue acusado de poner bombas en sedes diplomáticas de España y Colombia en Caracas.

Según la CIDH, la detención preventiva de Díaz fue arbitraria, con una duración excesiva y sin un recurso eficaz de apelación.

La CorteIDH ordenó a Venezuela que "adopte las medidas necesarias para que las condiciones de detención en el Control de Aprehendidos, actualmente Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) se adecúen a los estándares internacionales relativos a esta materia".

Díaz ha sostenido siempre que nunca participó en los atentados, aunque reconoció que a finales de 2002 comenzó a asistir a protestas contra el Gobierno de Hugo Chávez.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones