ONU condena ataques del Ejército sirio que dejó 50 muertos

Ban Ki-moon hizo un nuevo llamado a todas las partes en Siria para que pongan fin a la violencia.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó este jueves los ataques lanzados por el Ejercito sirio contra un campamento de desplazados en el que murieron al menos 50 personas.

"El secretario general condena en los términos más enérgicos los bombardeos y los ataques aéreos del Gobierno sirio, en uno de los cuales murieron ayer más de 50 personas en el sur de Siria", dijo la oficina del portavoz de la ONU en un comunicado.

Ban reiteró su condena al uso indiscriminado de cualquier tipo armas contra la población civil tras recordar que contraviene el derecho internacional humanitario y volvió a pedir protección para todos los civiles ante este tipo de ataques.

Por último, el secretario general hizo un nuevo llamamiento a todas las partes en Siria para que pongan fin a la violencia y se centren en la búsqueda de una solución "política" y "pacífica" para poner fin al conflicto.

Al menos veinticuatro personas murieron este miércoles, la mayoría menores, en bombardeos de la aviación militar siria contra zonas de la periferia de Damasco y en la provincia meridional de Deraa, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ataque se produjo en los alrededores de un campo de desplazados próximo al pueblo fronterizo de Shayara, mientras que en el norte del país helicópteros militares lanzaron barriles de explosivos en diferentes barrios de la ciudad de Alepo.

Más de 162.000 personas han muerto desde que estalló la guerra civil en Siria en marzo de 2011, según las últimas cifras difundidas por el Observatorio.

Temas relacionados