ONU condena secuestro del primer ministro libio

Advirtió sobre el deterioro de la seguridad en Libia y otros países de la llamada Primavera Árabe.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió el jueves sobre el deterioro de la seguridad en Libia y otros países de la llamada Primavera Árabe y condenó el breve secuestro del primer ministro libio.

Ban está "aliviado" por la liberación del primer ministro Ali Zeidan "y puso énfasis en el mantenimiento de su apoyo al gobierno de Libia.  Reitera su condena del secuestro del primer ministro", dijo en un comunicado el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

"Libia enfrenta un deterioro de la situación de la seguridad y un incremento de los actos de violencia.

El secretario general llama a todas las partes en Libia y al pueblo libio a encontrar un consenso en torno a las prioridades y trabajar juntos para construir un país estable, fuerte y respetuoso de la ley y de los derechos humanos", agregó el portavoz.

Ban se encuentra en Brunei, donde dijo que el secuestro durante unas horas del primer ministro por antiguos rebeldes contra el régimen de Muamar Gadafi constituía "una clara advertencia, no solo para el pueblo libio, sino para otras áreas" en situaciones semejantes, en clara referencia a otros países de la llamada Primavera Árabe.