ONU denunció masacre cometida por EE.UU. en Irak: WikiLeaks

Según un cable de 2006, soldados estadounidenses ejecutaron a nueve miembros de una familia y luego efectuaron un bombardeo para eliminar las pruebas.

Un relator de la ONU entregó a Estados Unidos un informe sobre la ejecución, por parte de sus soldados, de al menos diez iraquíes en una operación efectuada en 2006 al norte de Bagdad, según un cable diplomático estadounidense filtrado por el sitio web Wikileaks.

El documento, con fecha del 6 de abril de 2006 menciona una carta de Philip Alston, relator especial sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

En ella afirma que las fuerzas norteamericanas esposaron y ejecutaron a nueve miembros de una familia y a una pariente que los visitaba en su casa de Balad, a 70 km al norte de Bagdad, y luego efectuaron un bombardeo aéreo para eliminar las pruebas.

"Me gustaría llamar la atención de su Gobierno respecto a una operación efectuada por la Fuerza multinacional el 15 de marzo de 2006 en la casa de Fayez Harrat al Majmai, un agricultor de Balad, en la provincia de Salahedin", escribe Alston, según el cable diplomático filtrado.

"He recibido varios informes que indican que al menos diez personas murieron en la operación", dice.

Concretamente, se trata de Fayez Haratt (28 años), su mujer (24) y sus tres hijos, uno de cinco años, otro de tres, y otro de cinco meses. Las otras víctimas son cuatro familiares de Fayez, a saber, su madre, su hermana, su sobrina de cinco años y su sobrino de tres, y una pariente que estaba de visita.

"Según las informaciones recibidas, cuando las tropas estadounidenses se acercaron al amanecer del 15 de marzo de 2006, aparentemente hubo disparos procedentes de la casa de Fayez, y el tiroteo duró 25 minutos. Luego los soldados estadounidenses entraron en la casa, ataron de las manos a los ocupantes y los ejecutaron", añade Alston en el cable.

"Más tarde hubo un bombardeo aéreo que destruyó la casa. Las cadenas de televisión iraquíes mostraron los cadáveres de cinco niños y cuatro mujeres en la morgue de Tikrit, y la autopsia realizada en ese centro reveló que todos los cuerpos habían recibido un disparo en la cabeza y tenían las manos atadas", añade el cable fechado en Ginebra, dirigido al secretario de Estado norteamericano y a la misión de Washington en la ONU.

Según él, "los militares estadounidenses atacaron la casa para capturar a miembros de la familia de Fayez al Majmai sospechosos de estar implicados en el asesinato de dos soldados estadounidenses entre el 6 y el 11 de marzo".