ONU identificará responsables de violencia en Siria

La entidad no es positiva en los balances previos hechos en torno al conflicto sirio.

Daños causados en un atentado suicida junto a una escuela de Damasco, Siria/ EFE
Daños causados en un atentado suicida junto a una escuela de Damasco, Siria/ EFE

Los responsables de la violencia y del abuso de los derechos humanos de las partes enfrentadas en el "sectario conflicto" de Siria serán identificados en el informe que la comisión independiente auspiciada por la ONU publicará en marzo de 2013.

Así lo confirmaron este jueves en Bruselas los integrantes de esa comisión, presidida por el brasileño Paulo Sergio Pinheiro, al tiempo que advirtieron que el conflicto sirio, que ya lleva 20 meses, se ha convertido en "abiertamente sectario".

"La situación es muy sombría en un conflicto cada vez más devastador... con violaciones de los derechos humanos por parte de las fuerzas gubernamentales y de los grupos rebeldes", afirmó Pinheiro durante la presentación en Bruselas de una actualización del informe que esa comisión hará definitivo en marzo próximo.

Pinheiro, acompañado de los otros integrantes de la comisión, Karen Abuzayd, Carla del Ponte y Vitit Muntharbhorn, agregó que el conflicto "es abiertamente sectario en su naturaleza".

"Identificaremos a los responsables cuando en marzo presentemos el informe final", avanzó la jurista suiza y ex fiscal general del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPYI) Carla del Ponte, que subrayó que la comisión, por decisión del Consejo de Derechos Humanos (CDH), está encargada de investigar e identificar la comisión de esos delitos y a sus responsables.

"No es competencia de la comisión llevar a nadie ante la Corte Penal Internacional (CPI) sino investigar e identificar a los responsables" de las violaciones de derechos humanos, dijo Pinheiro.

Del Ponte subrayó que "será el CDH el que tendrá que decidir si ese material se lleva o no" ante la CPI.

Esa comisión dio a conocer este jueves un documento de 10 páginas con el resultado de las investigaciones hechas entre el 28 de septiembre y el 16 de diciembre de este año mediante entrevistas a más de un centenar de personas y testigos directos, así como por los informes de las agencias de Naciones Unidas en la región.

El documento describe un conflicto devastador y en el que persisten las violaciones de los derechos humanos y de la ley humanitaria internacional, al tiempo que subraya que la comisión aún no ha podido visitar Siria pese a las múltiples peticiones que ha realizado al régimen de Bachar Al Asad.

"Que no podamos entrar en Siria no significa que no tengamos acceso a lo que allí ocurre", afirmó Pinheiro, que calificó de "vergonzosa" la situación en la que están los miles de refugiados sirios que han abandonado sus hogares huyendo del conflicto.

El comienzo del invierno aumenta los riesgos para los desplazados y para los habitantes de muchas comunidades que ya viven en condiciones muy difíciles y con fuertes carencias debido a una guerra civil, que se ha cobrado la vida de más de 30.000 personas y ha obligado a más de 200.000 a refugiarse en países vecinos.

Pinheiro agregó que en los próximos meses, además de aumentar las cifras, "irán a peor", si el conflicto continúa con la misma virulencia, y en el que las tensiones aumentan entre las comunidades alauí y suní.

"No hay limpieza étnica", señaló la diplomática estadounidense y ex comisionada general de la ONU para la agencia de refugiados palestinos (UNRWA) Karen Abuzayd, que apuntó que aunque "algunos grupos minoritarios han intentado mantenerse al margen, no han podido y han tenido que armarse para protegerse a sí mismos".

Los expertos de la ONU igualmente se refirieron al uso de artillería y armamento pesado por los dos bandos y a todos les recordaron que "el uso de armamento que causa daños innecesarios a la población civil está prohibido por la ley humanitaria internacional", aunque Siria no haya suscrito la convención relativa a esa prohibición, dijo el experto tailandés Muntharbhorn.

Asimismo, alertó de que la comisión también realiza un seguimiento de las armas utilizadas y señaló que por el momento no se ha utilizado armamento químico o biológico, "pero estamos atentos".
 

Temas relacionados