ONU logra financiación necesaria para alimentar a los refugiados en Kenia

La organización humanitaria distribuye cada mes más de 9.000 toneladas de comida a los cerca de 500.000 refugiados.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció este martes que reanudará el suministro de raciones completas de alimentos a los refugiados en Kenia a partir de enero, tras obtener la financiación necesaria.

Los 45 millones de dólares que el PMA ha recaudado permiten restablecer la cantidad diaria de comida que recibían el millar de refugiados de los campamentos de Dadaab y Kakuma, la mayoría provenientes de Somalia y Sudán del Sur, que fue reducida a la mitad el pasado noviembre por falta de fondos.

"Los refugiados dependen de la asistencia alimentaria para su supervivencia" afirmó el Director regional del PMA en Kenia, Thomas Hansson.

Gobiernos como Alemania (1,2 millones de dólares), Arabia Saudí (10), Dinamarca, (1,3), Estados Unidos (20), el Reino Unido (5,1) o la Unión Europea (2,6) se han comprometido a enviar nuevas ayudas, por lo que Hansson señaló su esperanza de que se eviten "nuevas interrupciones" en el futuro.

El Gobierno keniano impide que los refugiados trabajen fuera de los campos, por lo que muchos refugiados se ven confinados y dependientes de la ayuda internacional.

El PMA, la mayor agencia humanitaria de la ONU, distribuye cada mes más de 9.000 toneladas de comida a los cerca de 500.000 refugiados en Kenia, lo que supone un coste de casi 10 millones de dólares.

Temas relacionados