ONU pide compasión con refugiados tras anuncio de expulsión por parte de Suecia

La organización internacional expresó su "preocupación muy profunda" por los derechos de los migrantes que solicitan asilo en Europa.

EFE

La ONU reiteró este jueves su llamamiento a tratar a los refugiados y migrantes que llegan a Europa con "compasión y dignidad", en respuesta al anuncio de que Suecia prevé expulsar del país a entre 60.000 y 80.000 solicitantes de asilo.

"Nuestro mensaje sigue siendo el mismo: los migrantes y refugiados deben ser tratados con compasión y dignidad y con total respeto de sus derechos", dijo el portavoz Stéphane Dujarric preguntado al respecto.

Dujarric reconoció que hay un "debate muy caldeado" en Europa sobre este asunto y que Naciones Unidas está manteniendo contactos con distintos Gobiernos del continente para abordar la situación.

El anuncio de Suecia se suma a otras decisiones como la adoptada esta semana por Dinamarca con una ley que prevé medidas como la confiscación de dinero y objetos de valor a los refugiados para costear su estancia en el país.

Según dijo hoy el portavoz, la ONU ha trasladado a Copenhague su "preocupación muy profunda" por esas acciones, que han sido discutidas con las autoridades danesas al más alto nivel.

El Gobierno sueco dijo hoy que prevé que entre 60.000 y 80.000 personas que pidieron asilo el año pasado puedan ser expulsadas del país, el que más peticionarios per cápita recibe de la Unión Europea (UE), al ser rechazadas sus solicitudes.

La cifra fue apuntada por el ministro sueco de Interior, Anders Ygeman, que ya ha transmitido a las autoridades migratorias y a la Policía que se preparen para un "reto muy grande".

"En la medida en la que hemos recibido a muchos solicitantes de asilo en Suecia -163.000 en 2015-, también aumentará la cifra de quienes vean rechazadas sus peticiones. Si la actual frecuencia se mantiene, se trataría de entre 60.000 y 80.000 personas", dijo hoy el ministro sueco del Interior, Anders Ygeman.

De las 58.802 solicitudes tramitadas el año pasado por la Dirección General de Migraciones, fueron aceptadas el 55 %.

Dado que el tiempo medio de resolución de una solicitud fue de 229 días y que más de las dos terceras partes de las peticiones fueron presentadas a partir de otoño, Ygeman admitió que el gran aumento en las expulsiones no se producirá "probablemente" hasta principios del próximo año. 

Temas relacionados