ONU pide investigación independiente sobre matanza en Nigeria

En los hechos que dejaron más de 200 personas muertas, las fuerzas militares habrían actuado indiscriminadamente contra la población civil.

Imagen de una de las casas incendiadas durante los extraños hechos que rodearon la matanza en Nigeria./ AFP
Imagen de una de las casas incendiadas durante los extraños hechos que rodearon la matanza en Nigeria./ AFP

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, solicitó este viernes una investigación independiente sobre la matanza producida a mediados de abril en el noreste de Nigeria, en la que según sus fuentes murieron más de 200 personas.

"Pedimos que se realice una investigación independiente sobre el caso y que los responsables sean juzgados. Pedimos expresamente que, a pesar de las negociaciones de paz entre el Gobierno y los miembros de Boko Haram, nadie responsable por este caso sea amnistiado", señaló en rueda de prensa Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisionada.

De hecho, el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ya ordenó el pasado 23 de abril una investigación en profundidad sobre la matanza, pero especificó que a pesar de que la prensa hablaba de la muerte de 185 personas, esta cifra "era una exageración".

Colville habló de al menos "200 muertos, 70 heridos y unas 2.000 casas destruidas", según sus fuentes, que no identificó.
Asimismo, el portavoz denunció que las fuerzas militares que actuaron en las confrontaciones con los radicales islámicos de Boko Haram actuaron "indiscriminadamente contra la población civil".

Los enfrentamientos entre los miembros de Boko Haram y soldados del Ejército nigeriano en la localidad septentrional de Baga, junto a la frontera con Chad comenzaron el pasado 16 de abril y duraron unos días.

A pesar de que el Gobierno cita menores cifras de muertos, sí asumió que los enfrentamientos dejaron cuantiosos daños materiales, ya que fueron incendiadas unas 2.000 casas, 64 motocicletas y 40 coches, aunque afectados y militares difieren sobre la autoría de estos hechos.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha presuntamente por imponer la ley islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, según cifras del Ejército nigeriano.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales. 

Temas relacionados