Operaciones en Cisjordania

Las fuerzas de seguridad de Israel detuvieron ayer a 17 palestinos como parte de las operaciones y redadas que adelantan en Cisjordania, lugar en donde desaparecieron tres jóvenes israelíes el 12 de este mes.

Fuerzas de Israel buscan a los tres jóvenes desaparecidos el 12 de junio. / EFE

Entre los detenidos se encuentra un diputado del grupo islamista Hamás, que hoy forma parte del gobierno palestino, además de 13 simpatizantes de esta colectividad, a la cual el gobierno israelí acusa de la desaparición de los jóvenes (dos de 16 años y uno de 19), quienes fueron vistos por última vez a las afueras de un centro religioso ubicado en cercanías de un asentamiento judío.

La desaparición de los jóvenes ha elevado las tensiones en la zona pues, como parte de las labores de búsqueda, el ejército israelí asegura haber detenido en los últimos días a 375 palestinos, la mayoría de éstos miembros o simpatizantes de Hamás; las cifras de organizaciones palestinas elevan a más de 500 el número de personas retenidas por las autoridades de Israel.

En días pasados, el presidente palestino, Mahmud Abás, condenó el secuestro de los jóvenes. La declaración es, según Reuvén Rivlin, recientemente elegido como presidente de Israel, “una oportunidad para restaurar la confianza entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), si es que eso podía ocurrir alguna vez. Solemos decir que necesitamos medidas de confianza y creo que sus palabras son algo que nos puede ayudar a crear una cierta confianza entre los dos pueblos”.