Oposición argentina pide justicia independiente en el caso del fiscal Nisman

La petición también la hizo la excónyugue del fiscal, hallado muerto en su casa con un tiro en la cabeza en vísperas de acudir al Congreso a detallar su denuncia contra la presidenta argentina.

Archivo AFP

La oposición argentina reclamó este jueves independencia en la Justicia para esclarecer la muerte del fiscal Alberto Nisman, en una audiencia pública en el Senado en la que participó su exmujer, mientras los senadores oficialistas en solitario avanzaron en el pleno en la reforma de los servicios de Inteligencia.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman, reclamó "no seguir politizando" la muerte del fiscal, pidió independencia para el poder judicial y volvió a sugerir que, para su familia, no se trató de un suicidio.

La magistrada, que participó en la audiencia pública convocada por la oposición en el Senado, demandó "prudencia, respeto y ética" para la investigación del fallecimiento, ocurrido el pasado 18 de enero, en circunstancias que no han sido esclarecidas.

Nisman fue hallado muerto en su casa con un tiro en la cabeza en vísperas de acudir al Congreso a detallar su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de sospechosos iraníes de un atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que dejó 85 muertos.

"Fue el encubrimiento más importante que sufrió Argentina y que culminó, como nos dijo Nisman, con la firma del memorándum de entendimiento con Irán", sostuvo durante la audiencia la diputada del bloque Unión-Pro Patricia Bullrich, en alusión al documento firmado por ambos países en enero de 2013 y que el fiscal denunció que implicaba el encubrimiento de los sospechosos de cometer el atentado.

La senadora de GEN Margarita Stolbizer pidió conocer "las escuchas que forman parte de la investigación" de Nisman y reiteró que "es necesario desclasificar y abrir la totalidad de los archivos que tienen que ver con la investigación del atentado" contra la mutual judía AMIA.

Magistrados y fiscales argentinos también asistieron a la audiencia pública y exigieron un poder judicial independiente.

El fiscal José María Campagnoli, quien salió airoso de un juicio político por presunto mal desempeño el año pasado, recordó que Nisman falleció "en un clima de hostilidad" tras haber sido "atacado severamente por el Gobierno".

"Los jueces no queremos hacer política, pero a los jueces y al poder judicial se los empezó a politizar", agregó el presidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, quien defendió la "marcha del silencio" convocada por un grupo de fiscales para el próximo miércoles 18, cuando se cumple un mes de la muerte de Nisman.

Una marcha que se planteó como un homenaje al fallecido fiscal y que fue apoyada por la oposición, organizaciones civiles y la Iglesia católica, que este jueves expresó su adhesión a través de la Comisión Nacional de Justicia y Paz por considerar que se trata de un acto "no partidario y de valor republicano".

El diputado de la Unión Cívica Radical Mario Negri consideró que la audiencia de este jueves "señala un punto de inflexión" y pidió al Gobierno "recapacitar" sobre la reforma en los servicios de Inteligencia.

"No tendría que haber dos pantallas hoy acá en el Congreso", agregó Negri.

En forma simultánea, el Senado argentino avanzó en solitario en la tramitación de la reforma de los servicios de Inteligencia y aprobó el proyecto como paso previo al debate en la Cámara de Diputados que terminará por sancionar la norma.

Al comenzar la sesión en el Senado, la senadora del peronismo opositor, Liliana Negre de Alonso, pidió realizar un minuto de silencio en homenaje al fiscal fallecido.

El jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, sumó al kirchnerismo al homenaje y reclamó el esclarecimiento de la muerte de Nisman, a la vez que consideró "injusta" la denuncia de encubrimiento contra la presidenta argentina, que el fiscal presentó cuatro días antes de su muerte.

El proyecto quedó ahora en manos de la Cámara de Diputados, que comenzará el próximo miércoles con el debate en comisiones para luego tratarlo en el recinto.

La iniciativa de reforma de los servicios de Inteligencia fue anunciada por el Ejecutivo tras la muerte de Nisman, que el Gobierno enmarca dentro de una operación de desestabilización de agentes secretos desplazados de sus cargos en diciembre pasado.