Opositor cubano Fariñas hospitalizado de nuevo tras 16 días en huelga hambre

El pasado 20 de julio inició una huelga de hambre y sed para exigir al Gobierno el cese de la represión contra los disidentes y un diálogo con la oposición.

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 16 días, se encuentra hospitalizado en una clínica de la ciudad central de Santa Clara por segunda vez desde que inició esta protesta, confirmó hoy a Efe una fuente de su entorno familiar.

Fariñas, de 54 años y que con la actual suma 25 huelgas de hambre, fue llevado a primera hora al hospital provincial "Arnaldo Milián Castro" tras perder el conocimiento y permanece ingresado en una sala de observación de ese centro, indicó la misma fuente a Efe por teléfono desde Santa Clara.

El opositor, que está acompañado por miembros de su familia, ha recibido rehidratación por vía intravenosa y ya ha recuperado la consciencia, agregó.

Se trata de la segunda vez que el opositor, premio Sájarov 2010 del Parlamento Europeo por la defensa de los derechos humanos, es hospitalizado desde que el pasado 20 de julio inició una huelga de hambre y sed para exigir al Gobierno el cese de la represión contra los disidentes y un diálogo con la oposición.

El sicólogo y periodista independiente, que coordina el ilegal "Frente Antitotalitario Unido" (Fantu), fue ingresado el 28 de julio, también tras desmayarse, y al día siguiente pidió el alta voluntaria.

La semana pasada Fariñas recibió la visita de un representante de la Santa Sede en La Habana, José Manuel Alcaide, y del obispo de la Diócesis de Santa Clara-Sancti Spíritus, monseñor Arturo González Amador, quienes acudieron a interesarse por el estado de salud del disidente.

Tras esa visita, el disidente explicó que el enviado de la Santa Sede le hizo "un grupo de propuestas", de las que aceptó algunas pero rechazó otras, anunció que dio a la iglesia católica la potestad para mediar en una posible negociación y se mostró dispuesto a conversar con la Conferencia de Obispos de la isla.

Fariñas acumula desde 1995 un total de 25 huelgas de hambre de las que las más recientes hasta ahora databan de 2010, cuando hizo cien días de ayuno, la mayor parte de ellos hospitalizado, para pedir al Gobierno la liberación de un grupo de opositores presos enfermos.

El Gobierno de Cuba considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios".