Ordenan investigar nexos de inteligencia británica con Gadafi

El primer ministro británico, David Cameron ordenó la investigación tras el hallazgo de unos documentos en Trípoli que hablan de los "estrechos" vínculos entre Gadafi y los servicios secretos de su país.

El primer ministro británico, David Cameron afirmó que ordenó una investigación sobre los supuestos vínculos entre los servicios secretos de su país y Muamar el Gadafi, tras hallarse en Trípoli unos documentos al respecto.


“ Hubo importantes acusaciones que durante el anterior Gobierno (laborista) las relaciones entre los servicios secretos libios y británicos fueron muy estrechos, especialmente en 2003” , afirmó Cameron en una declaración en la Cámara de los Comunes.


El jefe del Gobierno agregó que ha pedido a Peter Gibson, ex magistrado que supervisa la actividad de los servicios secretos británicos, que investigue la supuesta detención y tratamiento de sospechosos terroristas en el extranjero.


Los medios británicos revelaron que los servicios de espionaje MI6 habrían participado supuestamente en las operaciones de traslado de sospechosos terroristas, en el marco de los llamados vuelos de la CIA, a Libia para ser interrogados en ese país.


Según los medios británicos, Abul Hakim Belhaj, comandante de la milicia rebelde en Trípoli, fue torturado por el régimen de Muamar el Gadafi después de ser detenido en Malasia en 2004 y entregado a Libia en un vuelo secreto de la CIA.


Según informa “The Guardian” , Hakim Belhaj exigió a los gobiernos de EE.UU. y Reino Unido una disculpa y se plantea demandarlos.


Hakim Belhaj, ahora comandante de la milicia antigadafista que lucha en la capital libia contra los soldados de Gadafi, ha exigido una disculpa tras haber sufrido torturas a consecuencia de su traslado a la capital libia en una operación de la CIA y los servicios secretos británicos MI6.


Según la BBC, Belhaj fue detenido en 2004 en Malasia, llevado después a Bangkok antes de ser trasladado a Trípoli.


En la Cámara de los Comunes, Cameron afirmó que la OTAN continuará con su misión en la OTAN “todo el tiempo que sea necesario” y advirtió de que Gadafi no tendrá un escondite seguro.


En su declaración, Cameron dijo que Libia ha sido liberada por su propia gente pero recalcó que no será un país seguro hasta que Gadafi sea capturado.



“Cada día que pasa, los crímenes de Gadafi son cada vez más claros”
, puntualizó el jefe del Gobierno, quien se mostró confiado de que Libia pueda celebrar elecciones en unos 20 meses.


Cameron insistió en que esta ha sido una revolución llevada a cabo por los mismos libios con ayuda exterior.


“No hubo una fuerza extranjera de ocupación” y el objetivo ha sido “sacar a Gadafi” del poder, por lo que “los libios deberían estar contentos” con este cambio, puntualizó el primer ministro británico.


“Los libios lucharon con coraje, pero la lucha no está terminada. El futuro de libia les pertenece” , agregó.


Cameron rindió tributo a las fuerzas británicas que participaron en la misión de la OTAN para hacer cumplir la resolución 1973 de la ONU sobre exclusión aérea sobre Libia.


En cuanto a la situación humanitaria, el primer ministro dijo que los hospitales y las clínicas en Libia trabajan bien, mientras que reconoció que hay problemas de suministro de carburante.


En lo que se refiere a la reconstrucción del país, Cameron resaltó que Libia es uno de los países más ricos del mundo, por lo que podrá pagar su propia reconstrucción y dijo que la población necesita contar con los activos congelados en el extranjero.

últimas noticias